Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía filipina mata a 22 presos al sofocar un motín de Abu Sayaf

Fuerzas de seguridad de la policía filipina asaltaron ayer una cárcel de Manila y dieron muerte a 22 reclusos, entre ellos tres comandantes del grupo Abu Sayaf, brazo de Al Qaeda en el sureste asiático. El asalto puso fin al motín iniciado el lunes por los reclusos supuestamente para pedir mejores condiciones carcelarias, aunque el Gobierno asegura que sólo pretendían fugarse.

El asalto provocó la inmediata reacción de Abu Sayaf. "Esta operación, lavada con la sangre de nuestros hermanos, será como vitaminas para nosotros", señaló el portavoz, Abu Suleiman, en un comunicado. "Llevaremos la guerra a Manila. Lo prometemos", concluyó.

"Los terroristas nunca vencerán en Filipinas", declaró la presidenta, Gloria Macapagal Arroyo, al defender por televisión la actuación de las fuerzas policiales. La presidenta indicó que se ordenó el asalto después de que "se agotaran los demás recursos para solucionar la crisis". El motín costó la vida a tres guardias.

En esta cárcel de alta seguridad había 471 reclusos, un tercio de los cuales acusados de extremismo islámico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de marzo de 2005