Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chiíes y kurdos acuden hoy al Parlamento sin formar Gobierno

El Parlamento surgido de las primeras elecciones celebradas en Irak tras el derrocamiento de Sadam Husein se constituye hoy sin que se haya cerrado un acuerdo para formar Gobierno. Cuarenta y cinco días después de los comicios, en los que una gran parte de los iraquíes desafiaron las amenazas de la insurgencia para ejercer el voto, los partidos chiíes y kurdos discutían anoche todavía sobre el reparto de poder y el control del territorio.

"Parece que hará falta más tiempo para ponerse de acuerdo sobre la formación de gobierno.No creo que esté listo mañana [por hoy]", aseguró el ministro iraquí de Exteriores en funciones, el político kurdo Hoshyar Zebari. "La reunión del Parlamento tendrá [hoy] un carácter ceremonial y las conversaciones políticas van a proseguir", agregó.

La Alianza Unida Iraquí, que agrupa a los partidos religiosos chiíes, obtuvo 146 de los 275 escaños, pero necesita contar con los 77 diputados de la coalición de partidos kurdos para sumar la mayoría de dos tercios y poder elegir al Consejo Presidencial (presidente y dos vicepresidentes, en principio un chií, un suní y un kurdo), que a su vez debe designar por unanimidad al nuevo primer ministro.

"El principal punto de conflicto sigue siendo Kirkuk. Este problema ha complicado la existencia de todos los gobiernos en la historia de Irak", aseguró un responsable chií presente en las negociaciones. Los kurdos pretenden situar a Yalal Talabani, líder de la Unión Patriótica del Kurdistán, como nuevo presidente de Irak, y garantizarse también el control de algunas de las carteras clave del nuevo Ejecutivo. Pero anteponen a cualquier pacto político la incorporación de Kirkuk y de sus importantes yacimientos de petróleo a la región autónoma kurda. Los kurdos son la comunidad más importante de Kirkuk, que comparten con árabes y turcomanos, y reivindican su derecho a recuperar la ciudad de la que fueron expulsados por el régimen de Sadam a partir de 1970.

Los partidos chiíes han anticipado que presentarán como candidato al cargo de primer ministro a Ibrahim Yafari, líder del partido islamista Dawa, uno de los más importantes de la Alianza. El actual primer ministro en funciones, Ayad Alaui, representa a su vez a los sectores laicos de la comunidad chií. Los grupos suníes, mientras tanto, que boicotearon los comicios del 30 de enero, esperan colocar a alguno de sus dirigentes -como el veterano Adnán Pachachi o el presidente saliente, Gazi al Yauar- al frente del nuevo Parlamento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de marzo de 2005