Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joaquín Ballester presidirá UV al ganar por 12 votos a la candidatura de Chiquillo

El químico y concejal de Paterna Joaquín Ballester, de 43 años, fue proclamado ayer presidente de Unión Valenciana tras vencer por 12 votos de diferencia a la candidatura liderada por Amparo Picó y que incluía como secretario general del partido al senador por las listas del PP, José María Chiquillo. De los 263 votos emitidos sobre un total de 420 compromisarios (62%), Ballester obtuvo 136 votos por 124 su contrincante. Hubo tres votos en blanco en la Asamblea Nacional Extraordinaria celebrada en Albal con una mayoría de compromisarios de edad avanzada.

Tras el recuento de votos, el nuevo presidente de los regionalistas, que en los últimos años ha sufrido una sangría de votos hasta convertirse en una fuerza extraparlamentaria, hizo un llamamiento a la unidad de "todos los compañeros" del partido y en especial a los componentes de la otra candidatura, donde "hay gente muy valiosa", que pretende incorporar en su proyecto de relanzamiento de la formación.

Preguntado si consideraba que la candidatura de Picó había pagado el pacto que alcanzó la dirección próxima a Chiquillo con el PP, Ballester señaló que se han pagado "seis años de dirección de partido que ha llevado al descontento a muchos militantes, que estaban muy calientes. A mucha gente no le gustaba dar una imagen muy próxima al PP, aunque no se rechazan acuerdos puntuales con el PP u otro partido".

En su intervención ante la asamblea, Ballester incidió en la necesaria independencia del partido y en aglutinar a mucha gente descontenta para revitalizar un proyecto "valencianista" que en los últimos años se ha dado casi por muerto. También rechazó haber mantenido contactos con antiguos militantes ahora próximos al Bloc o a Coalición Valenciana. Fue especialmente crítico con la actuación de Chiquillo "Ha sido la rebelión de las bases", concluyó el teniente de alcalde de Silla Luis Melero, nuevo secretario general de UV sobre el triunfo de Ballester, que ayer no fue felicitado por Chiquillo tras su victoria, aunque el nuevo presidente regionalista no le dio mayor importancia al hecho.

Asesora de la Diputación de Valencia, Amparo Picó, por su parte, definió su proyecto como liberal y moderado y defendió la decisión de pactar con el PP, si bien subrayó que su proyecto busca también la independencia. Recordó que Chiquillo trabajaba para UV en el Senado y que pactaría con el PP si así se evita un triunfo del "tripartito". En declaraciones a Europa Press, Picó lamentó que la gente se haya "decantado por un proyecto sin propuestas o basado en el odio y en la venganza por las cosas del pasado. Y agregó que "siempre" estará "al servicio de la militancia y del valencianismo político".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de marzo de 2005