Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EuskoTren inaugura con casi cuatro años de retraso la variante ferroviaria de San Sebastián

San Sebastián estrenó ayer la nueva variante sur ferroviaria, un tramo de doble vía que conecta los barrios de Amara y Añorga y forma parte del proyecto de EuskoTren (propietario de esta vía) de establecer servicios de metro en la capital donostiarra. El Gobierno vasco ha necesitado más de seis años para terminar las obras del nuevo tramo férreo, de 3.295 metros de longitud, y de la nueva estación de Lugaritz, ubicada en las cercanías del campus universitario de la UPV. Las obras han acumulado un retraso de casi cuatro años, según reconoció recientemente el consejero de Transportes, Álvaro Amann, quien ayer presidió la inauguración en compañía del alcalde donostiarra, Odón Elorza. Ambos destacaron que con estas infraestructuras y las mejoras que se introducirán entre Loiola y Herrera antes de 2010, San Sebastián dispondrá de un "metro urbano".

La variante sur ferroviaria parte de la estación central de Easo (en Amara) y discurre en doble vía hasta Añorga por un túnel de 1.837 metros. Amann aseguró que los trenes saldrán con una menor frecuencia y que, en un principio, se espera que lo utilicen entre 500 y 600 personas.

En un futuro, EuskoTren prevé prolongar la doble vía férrea desde Añorga hasta Usurbil y realizará un nuevo enlace para desdoblar la vía hasta Lasarte-Oria. La estación soterrada de Lugaritz dará servicio a la población que vive en el barrio de Errotaburu y a los estudiantes de la UPV.

La apertura de esta variante permite liberar los terrenos por los que pasaba el tren hasta ahora. Serán cedidos al Ayuntamiento para que lo transforme en un bidegorri que conecte los barrios de Amara y el Antiguo. Del mismo modo, permitirá la construcción de 580 viviendas de protección oficial en Morlans cuando se traslade el actual colegio. La portavoz popular en el Ayuntamiento donostiarra, María José Usandizaga, aprovechó la inauguración de esta nueva parada para plantear la construcción de una estación en el futuro desarrollo residencial de Morlans.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de marzo de 2005