Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO | Campeonatos de Europa en pista cubierta Madrid 2005

Cragg, el irlandés que batió a Bekele

Son las tres de la tarde. El Palacio está desierto. En las gradas sólo se mueven tres o cuatro hormiguitas laboriosas. Periodistas rubicundos teclean afanosos en los ordenadores. Entre ellos, se mueve, de pie, sin parar, una figura alegre y despreocupada. Es Alistair Cragg. Mientras Reyes Estévez, cautivo de su doble desafío -hercúleo: sólo el gran Gebrselassie fue capaz de doblar victoria en 1.500 y 3.000 en un Mundial de pista cubierta: Maebashi 99-, intenta dormir, sudoroso, en su habitación después de haber engullido un buen plato de espagueti, su gran rival tontea feliz como un niño. Y hasta habla. En pocas palabras dibuja su perfil vital. "Nací en Johannesburgo (Suráfrica) en junio de 1980, aunque en seguida nos fuimos toda la familia a Irlanda. Aunque corrí la final olímpica en Atenas [fue 12º en los 5.000 metros] soy poco conocido en Europa porque desde el año 2001 estoy estudiando marketing en la Universidad de Arkansas, en Estados Unidos. He ganado siete títulos universitarios allí y creo que ya ha llegado el momento de ganar algo en mi propio continente. Tengo una mejor marca de 7.38 en los 3.000 metros en pista cubierta y de 3.39 en el 1.500. Mi mayor hazaña, por lo que soy más conocido, es haber ganado un 3.000 a Bekele este invierno en Boston".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de marzo de 2005