Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacia un contrato educativo

Cada vez son más los expertos que subrayan la importancia de estrechar la relación entre las familias y el profesorado para mejorar la educación de niños y jóvenes. Éste es precisamente uno de los cinco puntos que contempla el borrador del Pacto Nacional para la Educación de Cataluña. Bajo el nombre de Familia y educación, el texto propone que escuelas y padres de alumnos firmen un contrato en el que se reconozcan los derechos y los deberes de cada una de las partes para garantizar la formación de los alumnos.

El documento, además, insta a regular normativamente dos horas semanales obligatorias, dentro del horario flexible y no lectivo del profesorado, para dedicarlo a la atención de madres y padres.

Otro de los objetivos que contempla este apartado es apoyar y reforzar la función de las asociaciones de padres, ya que suponen "el punto de referencia y el canal natural de la participación de los progenitores, y el lugar de soporte, debate y promoción del papel de las familias en los centros escolares", según reza el texto.

Según datos del Gobierno catalán, el 95% de las escuelas tienen asociaciones de padres, el grado de afiliación de las familias es del 90% y el 81% de dichas entidades organiza actividades fuera del horario lectivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de febrero de 2005