Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un investigador ilicitano plantea nuevas técnicas para los dátiles

La industria del dátil busca desarrollar nuevas fórmulas de comercialización. El investigador ilicitano José Vilella presentó ayer la tesis doctoral Aspectos tecnológicos para el aprovechamiento agroindustrial del dátil del tipo blando. En la actualidad el dátil que se comercializa en todo el mundo es seco o semiblando originario de países como Argelia y Túnez. El dátil autóctono de la zona de Elche cuenta con otras condiciones ambientales que "provocan una maduración distinta, se pudre, no se seca como en estos países, lo que hasta ahora ha hecho inviable su comercialización y venta a gran escala".

La tesis desarrolla un proceso de maduración acelerada y conservación que permite que el dátil fresco pueda ser distribuido en el mercado con idéntica calidad y características que tiene en condiciones naturales. El dátil necesita para ser cosechado unas 10 o 15 semanas. Con la técnica de maduración acelerada, el fruto se recoge todavía verde y se madura mediante la aplicación de "atmósferas modificadas". Una vez en su punto de madurez se conserva en frío, pero siempre por encima de la temperatura de congelación y de esta manera puede durar mas de 100 días. El siguiente paso, según el investigador es poner en marcha en la Estación Phoenix de Elche, centro de estudio de la palmera datilera, un planta piloto a escala industrial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2005