Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nieve cubre las comarcas del interior

La tercera ola de frío, desde que durante la semana de Navidad hicieran aparición los primeros copos generalizados de este invierno, ha extendido las nevadas a las tres provincias de la Comunidad Valenciana, especialmente en el norte de Castellón, el interior de Valencia y las comarcas centrales. La autovía de Madrid, a la altura de Buñol, a 40 kilómetros escasos de Valencia, ofrecía ayer una estampa en la que la nieve se acumulaba en la mediana, los arcenes y buena parte de la comarca. No hacía falta desplazarse a poblaciones muy elevadas para encontrar paisajes nevados. En Vallada, a 300 metros sobre el nivel del mar, la nieve impidió que el final de etapa de la Vuelta Ciclista a la Comunidad Valenciana acabara en la subida al alto del Campello. En Barx a la misma altura y a unos 15 kilómetros del mar, en La Safor, también apareció la nieve, así como en Serra, Alpuente y Chelva -localidades en las que nieva por tercer día consecutivo- o en la Serra Calderona, a 500 metros de altura. En Andilla, los escolares se quedaron sin clase por los problemas del transporte urbano para recoger a los alumnos y llevarlos al colegio en Villar del Arzobispo. De esta forma, además del Rincón de Ademuz, Utiel-Requena, o Los Serranos, puntos del Camp del Turia o La Safor han visto cómo caía la nieve.

La nieve cortó carreteras de la red secundaria en Bocairent o Vallada

En Castellón, poblaciones de comarcas como Els Ports o L'Alt Maestrat llevan cuatro días con nevadas. Es el caso de Ares del Maestrat que ha llegado a estar incomunicado durante varias jornadas. Otras localidades, entre las que se encuentran Altura (Alto Palancia) y Morella, la capital de Els Ports, volvieron ayer a convivir con la nieve, que ha dañado cultivos de almendras de la zona que ya estaban en flor.

Las cotas más altas de las comarcas de L'Alcoià y El Comtat amanecieron cubiertas de nieve y así permanecieron durante la jornada de ayer. Los copos llegaron a cuajar en los cascos urbanos de Banyeres de Mariola, Agres o Alcoi, informa Lucía Gadea. Los alumnos del Instituto Manuel Broseta de Banyeres de Mariola fueron los primeros en notar los efectos del temporal. A causa de la nieve acumulada en el exterior las clases se suspendieron a las doce del mediodía. Dos horas más tarde los copos empezaron a caer de manera más intensa en Alcoi donde también llegaron a cuajar en el casco urbano. La nieve se presentó también en zonas de la comarca del Alto Vinalopó, como Biar y Villena.A última hora de la tarde de ayer no había ninguna carretera cortada ni era obligatorio el uso de cadenas en vías principales o de la red secundaria, aunque sí se requería precaución en buena parte de las carreteras en las que había habido problemas a lo largo de la jornada, según informó el Centre de Coordinació d'Emergències de la Generalitat.La nieve cortó carreteras de la red secundaria durante el día en las localidades de Moixent, Vallada, Bocairent y Ontinyent. También se requirió el uso de cadenas en los puertos de Querol y Torremiró en Castellón y en zonas del norte e interior de la provincia de Alicante, en Alcoleja, Banyeres de Mariola, el puerto de Biar o la Carrasqueta.

La Generalitat estableció un dispositivo especial que agrupa a todos los organismos de emergencia ante la previsión de que persistan los fenómenos adversos en forma de nieve durante el fin de semana. La predicción del Instituto Nacional de Meteorología (INM) para este fin de semana en todo el territorio valenciano es de precipitaciones débiles en forma de nieve por encima de los 800 metros e incluso menos, aunque el domingo las previsiones apuntan a que las nevadas pueden concentrarse en las últimas horas de la jornada y el lunes. Las precipitaciones de los últimos días no han sido muy numerosas aunque sí constantes. Entre las 18.00 del jueves y del viernes, los registros más abundantes se obtuvieron en Villalonga con 21 litros por metro cuadrado, y Ontinyent con 20. En Alcoi se obtuvieron 14, en Onda 4,8 y 19,8 en L'Adsúbia.

Ante el pronóstico para hoy, mañana y pasado, el Centre de Coordinació d'Emergències mantuvo la situación 0 por nevadas en las comarcas de Els Ports, Alt Maestrat, Rincón de Ademuz, la Plana de Utiel-Requena y Los Serranos, así como la situación de preemergencia por nieve por encima de los 400 metros en el resto de la Comunidad Valenciana. Ayer se recomendaba circular con precaución en la carretera A-3 de Buñol a Requena, entre los kilómetros 292 y 311; en la N-330, en los tramos comprendidos entre Cofrentes y Ayora, por un lado, y límite de provincia de Valencia al Rincón de Ademuz; y la N-420 entre el kilómetro 536 y el límite de la provincia (Rincón de Ademuz). También en la CV-657 en el puerto de la Lloma Plana, desde el municipio de Fontanars dels Alforins a Beneixama, y la CV-803 de Onil a la CV 795. A ellas se sumaban otras 29 carreteras. Unos 600 operativos de los servicios de emergencia de la Generalitat permanecerán en alerta durante el sábado y el domingo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2005