Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rectores de las diez universidades andaluzas se constituyen en asociación

La AUAP pretende covertirse en interlocutor de Estado y Junta

La Conferencia de Rectores de Universidades Andaluzas (CRUA) quiere ganar fuerza en su negociación con los poderes públicos. Sus diez integrantes decidieron el jueves en Granada transformar ese organismo en una asociación con plena capacidad jurídica. La Asociación de Universidades Andaluzas Públicas (AUAP) nace con la vocación de convertirse en interlocutor único con el Gobierno central y Junta.

El cambio de naturaleza que supone la transformación de la CRUA en organización autónoma y con plena capacidad jurídica tiene gran trascendencia, según su presidente, David Aguilar, rector de la Universidad de Granada. De una organización sin base jurídica, sin capacidad de interlocución con las administraciones y basada en el cambio de impresiones, el principal órgano de coordinación entre universidades pasa a convertirse en una asociación cuyo fin será defender sus propios intereses colectivos representándolas en lo que ellas decidan ante el Gobierno central y la Consejería de Educación con una única voz.

La AUAP (que se constituirá dentro de unas dos semanas) contará con sus propios estatutos, sus órganos de gobierno y su sede, como cualquier otra asociación, pero será la primera de este tipo que se crea en España. "Se trata de un órgano de mayor rango y base legal que la conferencia de rectores", explicó Aguilar que espera que las 11 universidades "tengan más fortaleza y se conviertan en un interlocutor válido y coordinado que pueda responder en situaciones conflictivas", gracias a ella.

Aguilar niega, sin embargo que, mediante el cambio, las universidades se conviertan en un grupo de presión frente a esas administraciones. "Simplemente pretendemos dotarnos de una base legal para tener mayor capacidad cooperativa y de negociación en temas como la organización y el desarrollo educativos, la investigación o la convergencia con Europa, para que no se tenga que firmar convenios concretos con cada universidad", asegura. Los rectores andaluces siguen el camino abierto por la conferencia de rectores europea, que hace poco también se convirtió en asociación. La conferencia estatal (CRUE) tiene la intención de dar el mismo paso, según Aguilar.

En la reunión del jueves también se repartieron las responsabilidades de la nueva organización entre los diez rectores. El área de Estudiantes y Servicios estará a cargo de Alfredo Martínez (rector de Almería); el de las políticas europeas lo coordinará Diego Salas (Cádiz); Eugenio Domínguez (Córdoba) será el responsable de Relaciones Internacionales; Antonio Ramírez (Huelva), el de Bibliotecas; José María Martín (Universidad Internacional de Andalucía), el de Extensión Universitaria; Luis Parras (Jaén) llevará la Gerencia; Adelaida de la Calle (Málaga), el área de Investigación; Agustín Madrid (UPO), la de Informática; y Miguel Florencio Lora (Sevilla) la de Profesorado y Ordenación Académica. David Aguilar (Granada) conservará la presidencia.

Todos ellos mantendrán durante los próximos meses comisiones de trabajo con todas las universidades para decidir sobre la forma organizativa de la asociación y sus competencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2005