Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta y las organizaciones agrarias negocian las ayudas para paliar los daños por las heladas

Manuel Pastrana calcula que la sequía ha causado la pérdida de un millón de jornales

La Consejería de Agricultura y Pesca presentó ayer a cuatro organizaciones agrarias el decreto que aprobará el Gobierno andaluz el próximo martes con las medidas para hacer frente a los efectos de temporal, que tendrá una dotación de entre 90 y 100 millones, según informó el secretario regional de la Unión de Pequeños Agricultores, Agustín Rodríguez. En Jaén, el secretario regional de UGT, Manuel Pastrana, indicó que la pérdida de empleo causada en el campo andaluz por la sequía y las heladas representa ya un millón de jornales.

La Consejería de Agricultura y Pesca presentó ayer a las organizaciones agrarias Asaja, UPA, COAG y la Federación de Cooperativas Agrarias (Faeca) el decreto que se aprobará el próximo martes en Consejo de Gobierno sobre medidas y ayudas para hacer frente a los efectos del temporal. El secretario regional de UPA, Agustín Rodríguez, aseguró que su dotación podría oscilar entre 90 y 100 millones de euros.

Dicho decreto, que complementa el emitido por el Gobierno central, contempla ayudas a la reposición y replantación de cultivos perdidos por las heladas. La norma autonómica prevé ayudas directas para los cultivos leñosos y hortícolas para lo que primero deberán, según Rodríguez, cuantificarse los daños de forma definitiva.

El representante andaluz de UPA señaló que la evaluación se pondrá en marcha en dos fases. En un primer momento, los cultivos hortícolas cuyas pérdidas se cuantificarán en los primeros 15 días a partir de la aprobación de la orden, tras lo que cada afectado hará una declaración individual. La segunda evaluación se realizará en mayo para los cultivos leñosos, que "son más difíciles de evaluar".

Tras la reunión donde se analizó el borrador del decreto, el presidente de Asaja en Andalucía, Ricardo Serra, consideró que las medidas contempladas siguen siendo "insuficientes" y planteó que no se debe aislar "la sequía de la helada, que son situaciones complementarias". Tanto Serra como Rodríguez reconocieron que existen limitaciones presupuestarias. "Hay que atender la realidad del sector, que es muy dura y hay que fajarse en ese tema", indicó Serra.

El dirigente de Asaja apuntó que deberían contemplarse "todos los gastos de la reposición de los plantones". Las ayudas podrían subvencionar el 50% y llegar hasta el 60% para quienes disponen de seguro. Además, Serra reclamó subvenciones para "levantar todo lo que se ha secado" y "paliar los costes para los invernaderos".

No obstante, la patronal agraria sigue estudiando la convocatoria de movilizaciones para las próximas semanas ante la falta de ayudas "contundentes y concretas" para todos los agricultores andaluces afectados. "Estamos viendo como Junta y Ministerio se pasan la pelota unos a otros y no hacen nada ante una situación realmente catastrófica", indicó el representante agrario.

Pérdidas empleo

Asaja demandó que se extienda el ámbito de aplicación de ayudas directas a toda Andalucía y a las plantaciones de olivar. Reclaman, asimismo, la puesta en marcha de medidas como exenciones en las cuotas del IBI que pagan los dueños de fincas, reducciones fiscales para las actividades agrarias relativas a los ejercicios 2005 y 2004 y exenciones en la cotización a la Seguridad Social de los afectados.

Por su parte, el secretario general de UGT en Andalucía, Manuel Pastrana, cifró ayer en torno a un millón de jornales la pérdida de empleo en el campo andaluz como consecuencia de la sequía y las heladas de las últimas semanas, por lo que demandó de la Junta de Andalucía y del Gobierno de la nación un "sobreesfuerzo" para compensar la disminución de rentas de los agricultores.

Tras indicar que la situación es especialmente grave en comarcas de Almería y Sevilla, donde se han perdido las cosechas de cereales y cítricos, Pastrana valoró la iniciativa del Parlamento andaluz de apoyar un fondo excepcional del antiguo PER como alternativa a la disminución de jornales en el campo andaluz. No obstante, advirtió de la necesidad de reforzar los fondos para el subsidio agrario, como plantean las organizaciones agrarias y los sindicatos del campo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2005