Detenidos cuatro 'skins' por la agresión a un joven en Sabadell

Rangel advierte a los grupos violentos de que se les perseguirá con la máxima contundencia

El delegado del Gobierno, Joan Rangel, dio ayer en Sabadell un aviso: "Que estén intranquilos" porque cualquier acto violento será "perseguido con la máxima contundencia". Rangel se dirigía a los grupos de skins neonazis que en las últimas semanas han cometido dos agresiones en Sabadell. De momento, aseguró el delegado del Gobierno, "ya ha habido cuatro detenciones". Ahora sólo cabe esperar que "sean condenados con la máxima contundencia".

El máximo responsable del Cuerpo Nacional de Policía en Cataluña, José López, señaló que los cuatro detenidos tienen antecedentes por agresiones similares: "Son de estética skin y están relacionados con grupos de ideología de extrema derecha". Hay testigos que los vinculan con la segunda de las agresiones, y la policía espera hallar pruebas que también los relacionen con la primera.

En ambas agresiones los violentos llegaron en coche y la emprendieron a patadas y puñetazos con jóvenes que en aquel momento estaban en la calle.

Rangel también respondió a las demandas de más efectivos policiales del alcalde de Sabadell, el socialista Manuel Bustos. De momento, en Sabadell "hay cinco patrullas todo el día y tres adicionales". Todo ello sin olvidar, subrayó Rangel "las brigadas de investigación". Lo que no quiso concretar el delegado del Gobierno es hasta cuándo permanecerán en Sabadell estos refuerzos.

Asimismo Rangel puntualizó que es la primera vez que un delegado del Gobierno "asiste a una reunión de estas características". Se refería al Consejo Local de Seguridad, del que forman parte Ayuntamiento, entidades vecinales y sindicales, y representantes de los cuerpos de seguridad. Con los vecinos, que en más de una ocasión han acusado a la policía de no actuar con suficiente contundencia con los grupos de skins neonazis, Rangel aseguró haber "aclarado cuatro cosas", y señaló que "la policía no tiene por qué hacer ni hace ningún tipo de discriminación".

Bustos volvió a reclamar un cambio en la legislación porque "se tiene la sensación" de que las condenas que se aplican "no son disuasorias", ya que los agresores acostumbran a "reincidir". El alcalde de Sabadell puso como ejemplo una de las últimas condenas, la impuesta a un skin neonazi que apuñaló a otro joven: una multa de 160 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de febrero de 2005.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete