La fachada de la mayor finca afectada del Carmel se hunde cinco centímetros

La fachada del mayor inmueble de la zona afectada por el socavón del Carmel, una finca de siete pisos con 74 viviendas donde residían 200 personas, cedió unos cinco centímetros durante la semana pasada, según explicó el sábado un arquitecto del Ayuntamiento de Barcelona a los vecinos.

El edificio, que ocupa los número 9-11 del pasaje de Calafell y 37-45 de la calle de Sigüenza, está justo enfrente del socavón que se tragó una finca el pasado 27 de enero y obligó a que la Generalitat demoliera el edificio adjunto y proyectara el derribo de otros tres. Los vecinos que habitaban en el inmueble fueron desalojados cuando se produjeron los primeros hundimientos y ahora residen de forma temporal en un hotel de Barcelona.

Fuentes del Departamento de Política Territorial y Obras Públicas del Gobierno catalán explicaron que sólo se hundió la fachada, lo que creó "una distorsión" en el resto del edificio que se tradujo en numerosas grietas y desperfectos. Sin embargo, estas mismas fuentes fueron rotundas al asegurar que el edificio no sufre daños en su estructura después de que terminara de ser apuntalado el pasado 14 de febrero.

Ayer los técnicos de la Generalitat trabajaron durante todo el día para reforzar los cimientos de la finca y efectuaron varias inyecciones superficiales de cemento para que la zona se estabilice. Los arquitectos de las Administraciones sostuvieron en una reunión con los vecinos que el subsuelo será completamente sólido en un plazo de entre siete y diez días. Aun así, Miquel Martín, vecino de la finca, asegura: "Cada vez que voy a mi casa veo más grietas". Los testigos de yeso colocados en la portería revelaban la semana pasada que los surcos en las paredes y el suelo se han hecho más profundos.

Todos los vecinos del inmueble siguen retirando de sus viviendas objetos de valor. Cargaron, por ejemplo, desde televisores a reproductores de DVD ante el temor de que la casa tenga que ser finalmente derribada. Las Administraciones ya han advertido de que los vecinos de esta casa serán los últimos en regresar y que la vuelta "es cuestión de meses".

De las condiciones de los realojos y de los peritajes de las viviendas hablarán hoy técnicos de la Generalitat con expertos designados por la Asociación de Vecinos del Carmel. El Gobierno catalán aseguró que esta semana se efectuarán nuevos peritajes en las viviendas más alejadas del socavón. Si éstas son seguras, los vecinos que quieran podrán regresar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de febrero de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50