Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell liquida el presupuesto de 2004 con un déficit de 545 millones de euros frente a los 702 del año 2003

El Consell liquidó ayer el presupuesto de la Generalitat correspondiente a 2004 con un déficit de 545 millones de euros. Esta cantidad, según el informe del consejero de Economía, supone una mejora respecto al déficit de 702 millones de euros del año 2003 e introduce por primera vez los criterios del Programa de Estabilidad al que se ha visto abocada la Generalitat para reconducir de aqui a 2008 el elevado déficit presupuestario.

El informe del consejero de Economía, Gerardo Camps, difundido por el portavoz del Consell, Esteban González Pons, destaca la mejora en la gestión de las cuentas públicas del Consell, tanto en la deuda de tesorería que se cerró en 542 millones de euros frente a los 698 del ejercicio anterior, como en el nivel de ejecución del presupuesto que alcanzó el 98,4% (un punto más que en 2003).

El déficit liquidado corresponde a la Administración general, según indicó el responsable de la cartera de Economía, y cumple con el escenario definido en el Programa de Estabilidad que fijaba un techo para el déficit de 876 millones de euros, contando el déficit de la Administración general y el de las empresas públicas.

Gerardo Camps explicó a los miembros del Gabinete de Francisco Camps que la cifra "demuestra que desde el Consell hemos llevado una gestión del presupuesto correcta y eficaz y que estamos cumpliendo escrupulosamente los compromisos presupuestarios adquiridos, de forma que estamos alcanzando niveles de ejecución cada vez más altos".

El consejero de Economía también explicó al Consell que se mejoró la ejecución de ingresos en un 1,1% hasta alcanzar el 98,4% de lo presupuestado; así como la reducción de los ingresos pendientes de cobro que se fijaron en 405 millones de euros en 2004 frente a los 616 del año anterior.

Según informó González Pons, el titular de la Consejería de Economía se mostró especialmente satisfecho con la reducción del déficit provocado por el funcionamiento ordinario que se redujo en un 32,3%.

Por otra parte, el Consell aprovechó la reunión de ayer para aprobar el anteproyecto de la ley de Protección Integral del Menor. Una ley que, según la consejera de Bienestar Social, Alicia de Miguel, pretende ser un texto de referencia para otras comunidades autónomas y que incluye la creación de la figura del Defensor del Menor y un Observatorio de la Familia y la Infancia, junto con todo un paquete de medidas destinado a la protección de la infancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 2005