Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONCIERTOS EN 7 DÍAS

El flamenco de Menese, Linares, Tomatito y Morente

Suena el mejor flamenco del mundo en el Festival de Caja Madrid. Las mejores gargantas, los mejores tocaores y lo más granado del baile se dan cita en un ambicioso cartel que en cinco noches pretende hacer un recorrido por todos los palos del género. Además, vuelve un grupo clásico del rock underground de los setenta, MC5, y otro del punk electrónico, Toy Dolls. Javier Ruibal, Beatrice Binotti y Clara Montes ponen la sensibilidad que mira al sur.

- Cultura jonda. A lo largo de cinco noches, gracias al Festival de Caja Madrid, la ciudad recibe a lo mejor del flamenco mundial, y lo hace con programas monográficos divididos cada día en dos partes. Los dos capítulos iniciales, día 15, se llaman Clásicos de puro arte y Flamenco contemporáneo. En el primero, los cantaores José de la Tomasa y José Menese estarán acompañados al toque, respectivamente, por Manolo Franco y Enrique de Melchor; y en el segundo será el grupo del pianista gaditano Chano Domínguez el que presente el espectáculo Oye cómo viene, donde el flamenco se une al jazz y a los sones caribeños.

La segunda noche, día 16, en la primera parte y con el título El sentir más jondo, cantan Salmonete de Jerez y Rancapino, acompañados de Alberto San Miguel y Fernando Moreno. La segunda parte se dedica al baile. Se titula Mis recuerdos, y en ella la compañía de El Güito dedicará un homenaje a la bailaora Pilar López.

El jueves 17 Carmen Linares protagoniza la primera parte, De voz de madera; y la segunda, bajo el título de La edad de oro, será el baile de Israel Galván el que adorne el cante de Fernando Terremoto y el toque de Manuel Lagos. El gran Enrique Morente acapara la velada del día 18, una única parte titulada La belleza de la creación. Manuel Parrilla acompañará al maestro con la guitarra, mientras que Pepe Luis Carmona, Antonio Carbonell y Ángel Gabarre le harán los coros, jaleos y palmas. La decimotercera edición del festival flamenco de Caja Madrid se cierra el sábado con los capítulos Al Mariyya y Voz y Marfil. La guitarra de Tomatito, durante tantos años acompañante de Camarón, cumplimentará la primera parte al frente de un grupo en el que también destaca la guitarra de Paquete o el cante de M. Ángeles Fernández. El piano de Dorantes y la voz de Esperanza Fernández cerrarán el segundo capítulo, la noche y el festival.

Fuera de él, también hay flamenco en el Revólver, con Paco del Pozo al cante y Jerónimo al toque, y en el Café Berlín, con el grupo de Toni Cortés.

- Mirando al sur. Con cierta mirada hacia el flamenco, pero apartándose de sus patrones más estrictos, suenan las canciones de Javier Ruibal, que vuelve otra vez al Galileo Galilei. Algo parecido a lo que hace Clara Montes, cuyo último disco, Uniendo puertos, ha sido elegido por la Junta Municipal de Latina para dar título al ciclo con el que arrancan este año las actividades de LatinArte, un ambicioso programa que hasta Navidad promete fusión, jazz, flamenco, danza y teatro.

Miran al sur también, pasando por Brasil, las nuevas canciones de Beatrice Binotti, la cantante española de origen italiano y alma brasileña. Binotti presenta Viaje, el precioso disco que acaba de publicar y en el que se arrima a los secretos de la nueva bossa desde el idioma español.

El vallisoletano Eliseo Parra sueña también mediterráneo y sureño en Viva quien sabe querer, y esta semana es la estrella del Festival Folk Invierno, de Las Rozas. Javier Paxariño, por su parte, tiene también ese sonido cálido del sur que en sus flautas y otros instrumentos de viento suenan moderno y vanguardista, a pesar de asentarse en la tradición. Sobre su último trabajo, Ouroboros, gira la larga tanda de actuaciones que ofrece estos días en el Central.

La profunda carga emocional de las canciones de la mexicana Sasha Sokol ponen punto final y musical hoy a Arco, que este año ha estado dedicado a México. También se hacen profundas las propuestas de Juan Sinmiedo, un artista atípico y valiente que quiere cantar a las penalidades que sufren las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. Desde un punto rockero, Armando y el Expreso de Bohemia muestra el sur combativo a través de Pequeña república, un disco que estrena el domingo en formato acústico. Dos mujeres andaluzas de muy marcada personalidad, aunque con visiones distintas, arriman esta semana la rumba y otros aires del sur al hip-hop y al rap. Se trata de Rakel Winchester, que comparece en el ciclo Cantando a la luz de la luna; y Mala Rodríguez, que acude a Conciertos únicos

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de febrero de 2005