Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cajas estudian trasladar la sede del nuevo banco a Málaga

Las entidades pretenden repartirse el capital en función de su tamaño

Las negociaciones entre las cajas andaluzas para reunir en el Banco Europeo de Finanzas (propiedad de Unicaja) participaciones empresariales y unificar en esa entidad las operaciones comunes de las seis cajas han avanzado esta semana. La propuesta más firme es que la sede del banco, ahora en Madrid, se traslade a Málaga y que las cajas se repartan el accionariado según su volumen de negocio.

El Banco Europeo de Finanzas (BEF) deberá cambiar de nombre, sede social y accionariado para convertirse en el instrumento que proyectan las seis cajas andaluzas con el que coordinarían su política de inversión en grandes empresas y abordarían otras operaciones de calado, como subastas de deuda pública o actuaciones de financiación conjunta a las administraciones. Según informó ayer la Cadena SER, algunas de esas cuestiones ya se han resuelto: el nuevo banco trasladará su sede a Málaga y las acciones se distribuirán en función del tamaño de cada caja.

Fuentes de la negociación confirmaron que ambas son las propuestas de partida del proyecto, y que están a expensas de ser cerradas definitivamente en una próxima reunión conjunta. El último encuentro de máximos responsables de Unicaja, Cajasur, El Monte, San Fernando, CajaGranada y Caja de Jaén se produjo el pasado lunes. Aparte de esa reunión, a lo largo de la semana pasada hubo varios contactos telefónicos bilaterales en el mismo sentido y algunos de los presidentes de las cajas coincidieron en Madrid en unas jornadas organizadas por el Foro de la Nueva Economía. Una situación que volverá a repetirse hoy en Sevilla, ya que el consejero de Economía, José Antonio Griñán, ha convocado a las principales entidades financieras que operan en Andalucía para un encuentro sobre el mercado de futuros del aceite de oliva de Jaén.

Nuevo nombre

Lo que está menos definido es la nueva denominación del banco. Fuentes de la negociación precisaron que se está elaborando un listado con los nombres que no están ya registrados para tomar la decisión. Más avanzado está como se realizará la operación de compraventa de acciones, que permitirá a las otras cinco cajas incorporarse al banco de Unicaja. Aunque aún no se ha informado del importe de la operación (el capital social del BEF ronda los 20 millones de euros, el 97% puesto por Unicaja), la mayoría de las cajas apuestan porque al final de la operación la participación de cada caja sea acorde con su volumen de negocio.

Según este esquema, Unicaja retendría un tercio de las acciones, Cajasur y El Monte rondarían el 20%, CajaGranada estaría en torno al 15%, Caja San Fernando superaría el 10% y Caja de Jaén poco más del 1%.

Las cajas siguen empeñadas en cerrar la operación en las próximas semanas para que el nuevo banco esté operativo ya en el primer semestre de este año. El proyecto está pendiente del visto bueno formal del Banco de España, que tiene que pronunciarse sobre el cambio de actividad, sede y denominación del BEF, que ahora se limita a una sola oficina de 30 empleados en Madrid.

La operación ya ha recibido el aval de la Junta de Andalucía y las cajas cuentan con que el Banco de España dará un informe positivo al Ministerio de Economía. La pasada semana, el gobernador del órgano supervisor, Jaime Caruana indicó que aún no había habido pronunciamiento alguno sobre el BEF, pero precisó que este tipo de operaciones (adquisición de bancos por cajas) es viable siempre que esté dentro de unos "límites": que el negocio del banco sea pequeño o que su actividad esté especializada para no alterar "la naturaleza de las cajas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de febrero de 2005