Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

26 ataques sin víctimas desde la caída del máximo jefe de ETA

La banda terrorista ETA ha cometido 26 atentados, incluido el de ayer, desde la caída de su máximo dirigente, Mikel Albizu Iriarte, Mikel Antza, detenido en Francia el pasado 3 de octubre junto a su pareja, Soledad Iparragirre, Anboto. Ninguno de los atentados de ETA desde entonces ha causado víctimas mortales, aunque sí heridos y daños materiales.

En la mayoría de las ocasiones, las acciones terroristas se han perpetrado con artefactos de escasa potencia, como los que explotaron los días 16, 22 y 23 de octubre cerca de tres inmobiliarias de San Sebastián y Bilbao, o las dos mochilas que estallaron el 13 de noviembre en el refugio militar de Belagua (Navarra), causando desperfectos, pero no daños personales.

El 3 de diciembre, cinco artefactos, también de escasa potencia, estallaron en cinco gasolineras de Madrid, justo en el comienzo del puente de la Constitución. Dos policías sufrieron heridas leves y se produjeron grandes retenciones en las principales carreteras de salida de la ciudad.

Tres días más tarde, el 6 de diciembre, día de la Constitución, ETA hizo estallar siete bombas con escaso explosivo en puntos céntricos de Ávila, León, Málaga, Alicante, Ciudad Real, Valladolid y Santillana del Mar (Cantabria). En total, 13 personas resultan heridas leves.

El 18 de enero, los terroristas colocaron un coche bomba en Getxo (Vizcaya) con 40 kilos de explosivos y tornillería en su interior, que causó heridas leves a un ertzaina.

El último atentado de ETA se había producido el pasado 30 de enero en el hotel Port Denia, en Denia (Alicante), donde la banda terrorista colocó un artefacto con entre cinco y diez kilos de explosivo causando cinco heridos leves y daños materiales cuantiosos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 2005