Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La catedral de Getafe se renueva

El templo, del siglo XVI, será por fin restaurado, con fondos de la Comunidad de Madrid, tras un lustro cerrado

Un cementerio oculto del siglo XVII, un hermano mayor que protege celosamente un retablo, un alcalde que amenaza con ponerse en huelga de hambre, una plataforma destinada a salvaguardar los designios de una catedral del siglo XVI... ¿El argumento de una novela al estilo de El código Da Vinci? No, las historias y los personajes son reales, y no forman parte de ningún libro de misterio religioso, sino que viven en Getafe y han sido protagonistas en los últimos meses de la tormenta que se ha creado alrededor de la restauración de la catedral de la ciudad.

El último año en que se oyó misa en la catedral getafense fue 1999. El templo cerraba sus puertas a cal y canto para someterse, en teoría, a unas pequeñas obras de restauración. "En principio eran para instalar calefacción y otras obras urgentes", explica José Luis Sacristán, hermano mayor de la congregación de Nuestra Señora de los Ángeles. En 2000 empezaron las obras, y se hicieron interminables. Al intentar hacer los trabajos, los obreros se encontraron con que, debajo de la catedral, en el subsuelo, había un cementerio del siglo XVII. También encontraron piedras mozárabes en la parte del presbiterio, y en la torre mudéjar, un principio de muralla.

Las obras se hicieron interminables. Los obreros encontraron en el subsuelo un cementerio del XVII

Han pasado más de cuatro años desde el inicio de las obras y la catedral, en pleno casco urbano, sigue cerrada. Todo el mundo tenía claro que la rehabilitación era necesaria, pero a la hora de financiarla, las administraciones se han pasado durante años la pelota las unas a las otras. Para evitar aún más su deterioro y reclamar que de una vez se acometan las obras, PSOE, PP e IU y diferentes asociaciones religiosas, sociales y culturales crearon recientemente la Plataforma en Defensa de las Obras de la Catedral.

La pasada Navidad la ciudad del sur se metió en una tormenta política, que incluyó una amenaza de huelga de hambre por parte del alcalde, Pedro Castro (PSOE), sobre quién y cómo tenía que hacerse cargo de las obras de restauración del templo. Existe un acuerdo entre las tres administraciones (autonómica, central y eclesiástica) para la rehabilitación de la catedral dentro del Plan de Catedrales.

El Estado tenía el compromiso en el año 2003 de aportar una cantidad cercana a los 700.000 euros para la de Getafe.Pero el actual Ministerio de Vivienda aseguró que el proyecto de restauración de la catedral de la Magdalena para consolidar su estructura fue aprobado en 2003 por el Gobierno del PP, pero que la Dirección General de Arquitectura no había consignado la dotación presupuestaria correspondiente de los años 2003 y 2004. El proyecto fue aprobado el 7 de junio de 2004, por eso no se pudo financiar antes. "El actual Gobierno central, gobernado por el PSOE, tampoco lo ha incluido en los presupuestos de 2005, y ahora no hay excusa, porque está ya todo tramitado", replica el consejero de Cultura, Santiago Fisas.

Al final, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó el pasado 26 de enero las partidas presupuestarias para hacer frente a la rehabilitación de la catedral y que ascienden a 2,2 millones de euros a fondo perdido. El dinero se reparte entre la financiación para 2005 (710.000 euros) y 2006 (1,5 millones de euros). Además, el Gobierno regional ha aportado desde 2001 más de 800.000 euros en la rehabilitación del templo, según Fisas, consejero de Cultura.

Los trabajos de rehabilitación consistirán en la reparación de grietas, el tratamiento de humedades, la restauración de pinturas murales, nuevas vidrieras, la limpieza de los retablos, la adecuación de la cubierta e incluso la reforma de la plaza donde está ubicada la catedral. El alcalde de Getafe, el socialista Pedro Castro, exige que las obras empiecen en marzo. "El templo tiene que estar abierto en 2006, la catedral ya lleva demasiado tiempo cerrada", denuncia el regidor.

Una apertura más allá de 2006 significaría "demasiado tiempo" para el hermano mayor de la congregación de Nuestra Señora de los Ángeles, José Luis Sacristán. Su preocupación se basa en que la tradicional salve, que se celebra en mayo coincidiendo con las fiestas patronales, se reza desde hace cinco años en un polideportivo y no en la catedral. "El templo tiene un retablo importantísimo del siglo XVII, y a su lado, después de bajar en romería desde la ermita, se coloca la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles. No puede pasar un año más sin que esto se haga de nuevo en la catedral", concluye Sacristán, al que ya le gustaría tener solucionado el problema para la próxima primavera.

Cinco siglos de trabajos

Para muchos getafenses, y durante muchos años, la catedral (situada en la calle de la Magdalena, en el centro de la localidad) era, simplemente "la iglesia grande". El templo fue construido en el siglo XVI sobre los restos de una antigua iglesia mudéjar de mediados del siglo XIV, de la que sólo se conserva una torre.

El municipio de Getafe experimentó un gran aumento de población entre los siglos XV y XVI, y la gente no cabía ya en el pequeño templo, donde se apelotonaban como hormigas.

En 1549, la primitiva iglesia fue derribada y se construyó otra mucho más grande. El arquitecto Alonso de Covarrubias fue el encargado del nuevo proyecto; el maestro de obras fue Juan Francés, y toda la iglesia se hizo en piedra. Pero algo falló porque un siglo después fue declarada en ruinas y tuvo que ser rehabilitada.

El gafe de la catedral no terminó ahí. El arquitecto mayor de Felipe III, Juan Gómez de Mora, elaboró un proyecto de rehabilitación. El concurso lo ganó Bartolomé de Barreda, pero utilizó unos materiales tan malos que en 1632 el templo se vino abajo. Sólo se salvaron del derrumbamiento la torre mudéjar, el crucero y el ábside. El suceso terminó casi con la carrera de De Barreda, que acabó en la cárcel. Consiguió salir del calabozo tras prometer que rehabilitaría de su propio bolsillo el templo.

Por fin, la iglesia quedó terminada en 1770. Casi 200 años después, en 1958, fue declarada monumento nacional. En 1991, con la creación de la diócesis de Getafe, la iglesia fue proclamada, finalmente, catedral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de febrero de 2005

Más información