Fotonoticia:

Exhaustos de Carnaval

La celebración del Carnaval comienza a cobrarse sus primeras víctimas sin distinguir entre mayores y pequeños. Había entre los adultos tantas ganas de juerga y diversión, de transgredir y salirse de lo cotidiano, que han acabado por pagar las consecuencias del cansancio como los niños, como se ve en esta imagen tomada ayer en Bilbao. Los apretados programas de desfiles, espectáculos de música y baile y juegos infantiles continúan. Queda Carnaval para rato. Hasta que llegue el final con el Entierro de la Sardina.

LUIS ALBERTO GARCÍA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS