Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE PARLAMENTARIO DEL 'PLAN IBARRETXE'

El PSE y el PP discrepan sobre la elección de la delegación vasca

El Grupo Socialista en el Parlamento vasco dejará sus papeletas en blanco en las dos votaciones que hoy llevará a cabo la Cámara de Vitoria para decidir cuántos y quiénes serán sus representantes en el pleno que el Congreso de los Diputados celebrará mañana sobre el plan Ibarretxe.

Los socialistas adoptan así una posición totalmente divergente del PP, que votará por enviar tres representantes del Parlamento vasco a Madrid con la pretensión de incluir a un miembro de su grupo en la delegación.

El portavoz socialista en la Cámara autónoma, Rodolfo Ares, basó su postura en el deseo de mantener "un respeto escrupuloso" al Reglamento de la Cámara vasca. "El artículo 120 del Reglamento dice claramente que los parlamentarios que se designen "habrán de defender" el proyecto y "es evidente que nosotros estamos en total desacuerdo con él", explicó Ares a EL PAÍS. Por ese motivo, su grupo votará con papeletas blancas tanto el número como la designación de las personas.

La decisión del PSE despeja el camino al tripartito para que sea su opción la que salga hoy adelante. El Parlamento vasco decidirá, con toda probabilidad, dejar la defensa del plan en manos de un solo representante y que éste sea el propio lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Si el Grupo Socialista se alinease hoy con el PP, la llave volvería a estar en manos de los seis diputados del grupo de la antigua Batasuna (SA), como ocurrió en el pleno del 30 de diciembre que dio luz verde al plan Ibarretxe. "Siempre hemos sostenido que los votos de Batasuna no debían contar en la Cámara", argumentó Ares.

Esta actitud se contrapone con el enorme interés mostrado por el PP por pelear la presencia de un diputado suyo en la delegación, como forma de poner de relieve la falta de unidad en el propio Parlamento vasco. Ayer mismo, lo resaltó la secretaria de Política Autonómica de la dirección nacional del PP, Soraya Sáenz de Santamaría.

Rajoy y Zapatero

Tanto el PP como el PSOE han querido dar a la sesión de mañana la máxima solemnidad, como lo demuestra que los dos hayan elevado al máximo el perfil de su portavoz. José Luis Rodríguez Zapatero, en nombre del Gobierno, y Mariano Rajoy, en representación del Grupo Popular, serán los encargados de dar la réplica al lehendakari. Sólo si a última hora no acudiese Ibarretxe como portavoz del Parlamento vasco se revisaría esta previsión, según las fuentes consultadas.

La Ejecutiva del PSE acudirá al pleno del Congreso y celebrará antes de su inicio una reunión con los diputados socialistas vascos en Madrid. El PSE quiere que se visualice que el plan Ibarretxe no sólo es rechazado por la mayoría del Congreso, sino por la mayoría de los representantes del País Vasco en el Congreso: 11 diputados frente a ocho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de enero de 2005