IU tacha al PSOE de conservador por relacionarse con Berlusconi

Los comunistas europeos rechazan en Barcelona el tratado de la UE

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, dijo ayer ante 800 personas en Barcelona que el Gobierno central "desilusiona a los trabajadores y a la izquierda" por apoyar el tratado de la Constitución europea, que es "un programa político conservador", y por relacionarse con "la extrema derecha", en referencia al próximo encuentro del PSOE con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

"La izquierda moderada continúa en un grave error", por lo que se refiere a su idea de "la construcción de Europa", dijo Llamazares. Este "error" se basa, según el líder de IU, en "un falso consenso con la derecha". "Por eso, es incomprensible" la relación del PSOE con "la extrema derecha europea", afirmó. La relación del PSOE con la extrema derecha es, a juicio de Llamazares, "el mismo juego del pacto con el señor Rajoy, que al final ha terminado a tortas en las calles de Madrid", respecto a la manifestación organizada por la Asociación Víctimas del Terrorismo. En opinión del líder de IU, "es el juego del consenso falso con la derecha que termina en la agresión de la derecha, al Gobierno y a la izquierda".

Llamazares hizo estas declaraciones en un acto organizado por Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) que reunió en Barcelona a Marie George Buffet (Partido Comunista de Francia), Wolfgang Gerhcke (PDI alemán) y Fausto Bertinotti (Refundación Comunista de Italia), además del mismo Llamazares y del dirigente de EUiA Enric Miralles. Los cinco dirigentes coincidieron en rechazar el tratado de la Constitución europea porque, según dijeron, olvida la diversidad de los pueblos, no garantiza los derechos sociales de los ciudadanos y porque parece más americano que europeo, en relación con el militarismo. "No queremos vivir ni morir como americanos", aseguró Bertinotti. Los líderes comunistas, sobre todo Buffet, insistieron en que el tratado de la futura Constitución no garantiza los derechos sociales de todos los europeos, entre ellos, las mujeres, los jóvenes y los inmigrantes. Según la dirigente francesa, "Europa tiene que abrir fronteras, no cerrarlas".

Gerhcke, por su parte, recordó que en Alemania no se va realizar ningún referéndum y que, por eso, los alemanes no pueden decidir sobre el futuro . Finalmente, Miralles dijo que el tratado garantiza el derecho a buscar un empleo, "cuando lo que tiene que hacer es garantizar el derecho a tener trabajo".

El dirigente del PCE Manuel Monereo abandonó ayer, con gritos de protesta, el auditorio donde se celebraba el mitin, al no poder intervenir. Al no asistir el secretario general del PCE, Francisco Frutos, y no nombrar a ningún sustituto -dijeron fuentes de Esquerra Unida- no estaba prevista ninguna intervención en su lugar. Monereo afirmó que fue Llamazares quien le vetó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS