Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suiza concede la extradición del terrorista ligado al 11-M que iba a volar la Audiencia

Mohamed Achraf montó su célula en la cárcel y negoció comprar 1.000 kilos de explosivos

La Oficina Federal de Justicia (OFJ) de Suiza aprobó ayer la extradición a España del argelino Mohamed Achraf, quien supuestamente había planeado volar la Audiencia Nacional en un atentado suicida y está vinculado a varios de los implicados en el 11-M. Achraf fue detenido en la prisión del aeropuerto de Zúrich-Kloten el 21 de octubre por estancia ilegal, pero Suiza lo ha encontrado culpable posteriormente de "actos preparatorios de atentados terroristas en territorio suizo". El encartado tiene 30 días para recurrir al Tribunal Federal la extradición.

Achraf fue detenido por inmigración y estancia ilegal en Suiza cuando iba a viajar a Argelia. Para entonces ya estaba casi acabada una investigación de la Comisaría General de Información de la policía española, dirigida por el juez Baltasar Garzón, que lo acusaba de haber creado un comando de "tendencia salafista extrema" aprovechando las "estructuras anteriores vinculadas con el Grupo Islámico Armado (GIA), y en especial con Allekema Lamari [un terrorista del 11-M muerto en Leganés]".

Un testigo protegido aseguró que Achraf, quien también usaba las identidades de Mikael Etienne Cristian Lefevre y Kamel Saadi, "había dispuesto lo necesario para adquirir 1.000 kilos de explosivo (Goma 2), de los que utilizarían al menos 500 kilos en un camión que empotrarían contra la Audiencia Nacional". La captura de Achraf, que montó su comando en la cárcel de Topas (Salamanca) entre noviembre de 2001 y primeros de 2002, desencadenó la Operación Nova, en la que fueron detenidos medio centenar de personas, algunas de ellas ligadas al 11-M.

España tramitó el 27 de octubre la solicitud de extradición y, a principios de noviembre, el procurador de Suiza, Valentín Roschacher, se reunió en Madrid con Garzón para coordinar las investigaciones. Cuando España presentó su petición, los suizos consideraron que la extradición no era urgente y expresaron su deseo de que Achraf se quedara en Zúrich. Pero ahora la OFJ (equivalente al Ministerio de Justicia) "considera la solicitud española como prioritaria con el fin de permitir el juicio de todos los miembros de la célula desmantelada", según comunicado emitido ayer.

"Las condiciones para la extradición se han reunido, ya que su delito entra dentro de la figura legal de la doble incriminación [el delito es imputable en España y Suiza]", dijo ayer Folco Galli, jefe de Informaciones de la OFJ. Achraf está procesado en Suiza, pero en este caso se ha decidido "dar prioridad a la causa española, aunque normalmente un proceso suizo tiene la prioridad".

Achraf dispone de 30 días para recurrir su extradición, pero la OFJ "no cree que el Tribunal Federal vaya a cambiar de parecer". El Tribunal Federal es la última instancia que debe decidir sobre el caso. Si Achraf interpone recurso, el Tribunal Supremo de Suiza tardará "unos meses" en responderle

El ministro español de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, afirmó ayer en Luxemburgo que la extradición a España de Achraf demuestra el interés del Gobierno en "esclarecer y depurar todas las responsabilidades penales que se derivan de los espantosos atentados del 11 de marzo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de enero de 2005