Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sustituido el juez que iba a presidir el juicio a Botín, Amusátegui y Corcóstegui

La Audiencia Nacional decidió ayer sustituir al juez Javier Gómez Bermúdez como presidente del tribunal que juzgará al actual presidente del Banco de Santander, Emilio Botín; al ex presidente, José María Amusátegui, y al ex vicepresidente, Ángel Corcóstegui, por las elevadas retribuciones percibidas cuando estos dos dejaron el banco. El inicio de la vista está previsto para mañana, aunque no se descarta que la sustitución dé lugar a nuevos recursos y se aplace de nuevo.

El relevo se notificará hoy en una providencia, según fuentes de la Audiencia. Los otros dos miembros del tribunal, que optan a la presidencia, son Antonio Díaz Delgado y Ángela Murillo. El ponente de la causa será Luis Martínez de Salinas y la tercera integrante del tribunal, Raimunda de Peñafort Lorente.

La Sala de Justicia, integrada por el presidente de la Audiencia y otros ocho magistrados, decidieron aceptar parcialmente la recusación presentada por un miembro de la acusación, el abogado y ex consejero de Banesto Rafael Pérez Escolar, que fue condenado en el juicio sobre la gestión de dicha entidad junto a Mario Conde. Pérez Escolar será defendido por José Manuel Gómez Benítez en sustitución de Jesús Castrillo, que hasta ahora ejercía su defensa.

Los compañeros de Gómez Bermúdez rechazaron casi todos los argumentos de Pérez Escolar, pero señalaron que "al haberse modificado la composición de los magistrados que integraban la Sección Tercera, sin justificación inicial alguna, y ulteriormente con una justificación insuficiente, se ha podido crear una apariencia de falta de imparcialidad". Por ese motivo, entienden que Gómez Bermúdez no debe estar en el tribunal.

Gómez Bermúdez, presidente de la Sala de lo Penal, había adoptado varios acuerdos para tratar de resolver los problemas en que se encuentra la Sección Tercera debido a la baja por enfermedad de su presidente. Como consecuencia de esos acuerdos, pasaba a presidir este juicio, pero ahora sus compañeros consideran que "todo juez del que puede dudarse de su imparcialidad debe abstenerse de conocer del asunto o puede ser recusado". A pesar de que el juez se opuso a la recusación, han señalado que en su caso puede haber aparente falta de imparcialidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de enero de 2005