Abortado en Barajas el despegue de un avión con 320 pasajeros

El piloto de un jumbo de Iberia con 320 pasajeros a bordo, que tenía previsto realizar ayer el trayecto entre Madrid y Santo Domingo, tuvo que abortar la salida cuando ya estaba rodando por la pista. Un problema en el tren de aterrizaje delantero obligó al comandante a frenar bruscamente. "El piloto interrumpió el despegue tras detectar una vibración en el tren de aterrizaje", confirmó un portavoz de Iberia.

El aeropuerto activó a las 13.20 la alerta local, aunque no fue necesaria la presencia de ningún miembro sanitario ni policial.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS