Los activos financieros de las familias crecen un 9,2%

La riqueza financiera neta de las familias españolas creció un 2,8% en el tercer trimestre de 2004, hasta alcanzar los 715.596 millones de euros, como resultado de la recuperación de los activos financieros en manos de los hogares, según datos del Banco de España. En concreto, los activos financieros de las familias aumentaron un 9,2% en el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2003, situándose en 1.290.290 millones de euros. Esta mejora de los activos se debió fundamentalmente al incremento registrado en acciones y participaciones en fondos de inversión, que se situaron en 479.789 millones de euros (un 11,4% más que en el tercer trimestre de 2003).

Las familias han experimentado, asimismo, un aumento de sus activos reales, gracias a la adquisición y revalorización de viviendas, que se suma al incremento de los activos financieros, con una pérdida de importancia relativa del efectivo y los depósitos bancarios y un incremento de los instrumentos negociables (acciones, participaciones en fondos de inversión y, en menor medida, reservas técnicas de seguros).

Pese a la positiva evolución de la riqueza financiera de las familias, su endeudamiento también ha seguido una progresión al alza y en el tercer trimestre de 2004 marcó un nuevo máximo histórico, al situarse en 574.694 millones de euros (el 73% del PIB), lo que supone un incremento del 18,5% en relación al mismo periodo del ejercicio anterior.

De esta manera, se mantiene la aceleración de la deuda de los hogares, que ha aumentado un 154% en el conjunto de los siete últimos años debido fundamentalmente a la bajada de tipos de interés y a la subida del precio de la vivienda, así como al crecimiento de la renta disponible.

La deuda financiera de las familias creció fundamentalmente por el incremento de los préstamos a largo plazo (un 20,8% más que en el tercer trimestre de 2003), que se situaron en 480.158 millones de euros.

Asimismo, los préstamos a corto plazo aumentaron un 11,1%, hasta los 26.819 millones, mientras que los créditos comerciales y anticipos sumaron 42.729 millones (un 9,6% más) y el resto de cuentas pendientes de pago llegó a 24.987 millones (un 3% más).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS