Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Francisco García-Valdecasas, ex rector de la Universidad de Barcelona

Francisco García-Valdecasas, ex rector de la Universidad de Barcelona (UB) entre 1965 y 1969 y padre de la ex delegada del Gobierno en Cataluña y ex ministra de Administraciones Públicas, Julia García-Valdecasas, falleció el pasado viernes en Barcelona. Tenía 94 años y murió por causas naturales. García-Valdecasas llegó al rectorado de la UB en el verano de 1965, poco después de que se hiciera público el reglamento de las APE (Asociaciones Profesionales de Estudiantes), que tenían que sustituir al SEU (Sindicato de Estudiantes Universitarios).

Al iniciarse el curso de 1965- 1966, se convocaron las primeras elecciones de las APE, en las que los estudiantes expresaron su disconformidad absteniéndose de forma mayoritaria. Las elecciones libres, a las que se presentaron más de 600 candidatos, tuvieron, sin embargo, un nivel de participación del 80%. La respuesta de los mandos universitarios, encabezados por García-Valdecasas, fue el cierre de los locales utilizados por los representantes, que a partir de ese momento tuvieron que montar una red operativa de reuniones de consejo de curso, consejo de facultad y consejo de distrito que nunca se sabía dónde se celebrarían. En medio de este clima llegó el día de la asamblea constituyente del Sindicato Democrático de Estudiantes de Barcelona (SDEUB), celebrado clandestinamente en el convento de los Capuchinos de Sarrià. La reunión fue interrumpida por la policía, que rodeó el convento durante varias horas.

El papel de García-Valdecasas en lo que se conoció como capuchinada fue clave. El entonces rector sabía que los estudiantes tenían prevista esa reunión, que querían convertirlo en un acto con repercusión política "extrauniversitaria y con finalidades probablemente loables, pero que yo no podía aprobar", según declaró en 1986, al cumplirse 20 años de los hechos. Valdecasas decretó la expulsión de centenares de estudiantes, así como de 69 profesores que habían firmado un telegrama de adhesión a los universitarios. El vicerrector Martín de Riquer y algunos cargos universitarios más, disconformes con la decisión de Valdecasas, presentaron la dimisión.

"El rector García-Valdecasas dejó el listón represivo muy alto. Aún le recuerdo como severa vanguardia civil respaldado por el secretario Linés, y tras ellos la carga de una policía brutal y los juicios por rebelión militar por equiparación o del Tribunal del Orden Público. A veces ibas a una manifestación y García-Valdecasas y sus cómplices históricos conseguían que tardaras dos, tres, cuatro años en volver a casa", resumía Manuel Vázquez Montalbán en enero de 1999 en las páginas de este diario.

El funeral se celebró ayer en la parroquia de Sant Gervasi i Protasi (Nuestra Señora de la Bonanova) y fue enterrado en el cementerio barcelonés de Collserola.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de enero de 2005