Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Numerosas sanciones de oficio

Uno de los últimos precedentes le costó cuatro partidos de suspensión a Pablo Alfaro, defensa del Sevilla: un pisotón a Michel Salgado en el partido de la Liga que su equipo jugó el 2 de enero de 2003 frente al Madrid en el estadio Bernabéu. Al igual que Figo este domingo, Alfaro no fue amonestado. Salgado pudo jugar tres días después. Ahora, en cambio, la víctima del delantero portugués, César Jimenez, tendrá que pasar por el quirófano. Competición, que se reúne hoy, intervino entonces de oficio. Como muchas otras veces.

- Goikoetxea-Maradona. Andoni Goikoetxea, defensa del Athletic, fue sancionado con 18 partidos al estimar Competición como una agresión la entrada que le hizo a Maradona, entonces en el Barça, en el encuentro entre los dos equipos el 24 de septiembre de 1983 en San Mamés y que mereció una tarjeta amarilla del árbitro. El castigo se redujo a siete por parte del Comité de Disciplina Deportiva.

- Simeone-Julen Guerrero. Diego Simeone, centrocampista argentino del Atlético, fue sancionado con tres partidos por un pisotón a Julen Guerrero, del Athletic, en el encuentro que jugaron también en San Mamés el 7 de diciembre de 1996. El árbitro no mencionó los hechos en el acta y fue el propio Athletic el que denunció lo ocurrido.

- Míchel Salgado-Juninho. Míchel Salgado, en febrero de 1998, cuando estaba en el Celta, fue sancionado con cuatro partidos por la dura entrada que le hizo al centrocampista brasileño Juninho, del Atlético, que sufrió fractura de peroné. El árbitro no señaló en principio la falta, aunque rectificó tras consultar con un juez de línea, pero no hizo constar la jugada en el acta. Competición señaló entonces que entró de oficio en el caso "por la repercusión de la lesión".

- Kluivert-Cota. Patrick Kluivert, delantero holandés del Barcelona. fue sancionado con cinco partidos por agredir a Jesús Cota, defensa del Rayo, en el encuentro jugado en Vallecas el 2 de enero de 2000. El árbitro no reflejó en el acta la jugada ni el Rayo denunció los hechos, pero Competición actuó de oficio y se basó en las imágenes grabadas por la televisión para castigar al jugador azulgrana.

- Ayala-Simão. Ayala, defensa argentino del Valencia, fue sancionado con tres partidos por su pisotón al delantero portugués Simão, del Barça, en el encuentro que los equipos jugaron en Mestalla el 19 de enero de 2001. El árbitro tampoco hizo constar la jugada en el acta y el Barcelona acordó no denunciar los hechos, pero Competición actuó de oficio.

- De Pedro-Javi González. Competición sancionó con dos partidos a De Pedro, defensa de la Real Sociedad, por un pisotón a Javi González, del Athletic, en el encuentro entre los dos equipos disputado el 2 de febrero de 2003. La acción ni siquiera fue sancionada por el colegiado, pero el comité abrió de oficio un expediente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de enero de 2005