Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 18 años de cárcel para el acusado de matar al encargado de una discoteca en Irún

San Sebastián

Un jurado popular juzgará a partir del próximo 14 de febrero en la Audiencia Provincial de Guipúzcoa a un hombre acusado de asesinar de un disparo en el corazón al ex boxeador Silas Antonio Fonseca, encargado de una discoteca en Irún. La Fiscalía y la acusación particular solicitan para el procesado 18 años de cárcel y el pago de una indemnización de 150.000 euros a la familia del fallecido, informa Europa Press.

Los hechos ocurrieron el 9 de enero de 2003, sobre las 4.15. El encausado, Antonio B.C., de 29 años, estaba en el local de baile cuando la víctima, de 49 años, comenzó a advertir a los clientes que se iba a cerrar la discoteca. El acusado "se opuso a abandonar el local, enfrentándose" con el fallecido, al que le profirió expresiones como "te voy a pegar dos tiros". No obstante, el encargado le expulsó del local, sin dar importancia a esas manifestaciones, según recoge el escrito fiscal.

Posteriormente, el procesado se dirigió con su ciclomotor a una huerta donde tenía escondida una escopeta de cañones recortados. Cogió el arma y se dirigió al bar Montecarlo, donde Fonseca solía ir a desayunar tras terminar su jornada laboral. Cuando el ex boxeador salió del establecimiento, el acusado se situó frente a la víctima y, "a media distancia y de forma sorpresiva e inesperada, sacó la escopeta de cañones que ocultaba bajo su ropa, apuntó y le disparó" al corazón, "causándole la muerte inmediata", sostiene el fiscal.

A continuación, el procesado huyó del lugar, tiró la escopeta a una ría y se dirigió a Asturias, donde fue detenido el 13 de enero por la Guardia Civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de enero de 2005