El conductor ebrio que atropelló a una pareja, en libertad con cargos

La juez le retira el permiso de conducir y considera que no hay riesgo de fuga

L'Hospitalet del Llobregat - 10 ene 2005 - 23:00 UTC

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de L'Hospitalet decretó ayer la libertad condicional con cargos para Sergio D.C., de 29 años, detenido la noche del pasado sábado tras atropellar mortalmente a un matrimonio a la altura de la calle San Rafael cuando circulaba ebrio. El joven estuvo implicado en febrero de 2004 en otro accidente donde también dio positivo por alcoholemia.

Los antecedentes del conductor ebrio no han sido suficiente motivo a juicio de la juez que instruye el caso, Luisa María Prieto, para decretar su ingreso en prisión, tal y como solicita el fiscal, ya que la magistrada considera en el auto, a razón de Efe, que "no hay riesgo de fuga u otra forma de obstaculizar la instrucción", y que el imputado es "nacional, con residencia fija y carece de antecedentes penales".

Al detenido, vecino de L'Hospitalet, se le imputa un delito de homicidio imprudente y un delito contra la seguridad del tráfico al conducir bajo los efectos del alcohol en el momento del atropello. Tras el accidente, la policía local efectuó la prueba de alcoholemia al joven, que dio positiva, con un resultado de 0,50 mg de alcohol por litro de aire expirado, el doble de lo permitido.

Pese a decretar la libertad sin fianza del joven, en el auto dictado por la juez se reconoce la gravedad de los hechos y se decide retirarle el permiso de conducir e intervenirle el vehículo hasta que se dicte sentencia, además de acordar que el acusado se persone el día primero de cada mes en el juzgado. El atropello mortal se produjo a las 20.22 horas del pasado sábado a la altura de la calle San Rafael, en el barrio de Les Planes de L'Hospitalet. El vehículo que conducía el joven, un Volkswagen Bora, envistió a Félix G.M., de 65 años, y Milagros G.M., de 63, también vecinos de L'Hospitalet, cuando éstos atravesaban la vía fuera del paso de peatones. Según las investigaciones, el conductor no circulaba rápido por esta vía con doble sentido de circulación y que se encuentra suficientemente iluminada.

El grupo municipal del PP de L'Hospitalet, principal grupo de la oposición, denunció recientemente el escaso número de controles de alcoholemia que se realizan en la ciudad. Durante el pasado año sólo 182 personas dieron positivo en las pruebas de alcoholemia, una cifra muy reducida, a juicio de los populares, para una ciudad de 250.000 habitantes. "Cualquiera que salga los viernes o los sábados por la noche por L'Hospitalet puede constatar la elevada ingesta de alcohol que se produce en determinados locales de ocio", aseguraba hace un mes el concejal popular Javier Díez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 10 de enero de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50