Reportaje:EL DEBATE SOBRE LA REFORMA DEL ESTATUTO VASCO

La fractura simétrica del País Vasco

El 'lehendakari' recibirá a los grupos políticos vascos, salvo al PP, que refrendarán la división ante su plan

Juan José Ibarretxe va a iniciar esta semana la anunciada ronda de contactos con los portavoces de los grupos parlamentarios vascos para ver cómo se puede afrontar de "manera conjunta" la negociación del plan que se apellida como él. El Gobierno central ya le ha anunciado que de negociar, nada, y lo que le van a decir los portavoces ya lo sabe, porque se lo han dicho en el Parlamento vasco, la última vez, el día 30, cuando se aprobó el plan. Las posturas siguen como estaban, aunque podría oír matices de Ezker Batua y alguna aclaración más de Sozialista Abertzaleak (SA), que votó y no. El PP ha rechazado reunirse con el lehendakari.

Las posturas son éstas, en resumen: PNV y Eusko Alkartasuna (33 diputados en conjunto) apoyan el plan sin fisuras, puesto que es suyo; SA, ni lo apoya ni lo rechaza, sino todo lo contrario. La tercera pata del Gobierno tripartito vasco, lo apoya. Enfrente se sitúan los populares con Unidad Alavesa y los socialistas. Así expresaron sus posturas en el Parlamento vasco, el día 30.

Los populares eluden la cita con Ibarretxe, que busca una "postura común" para negociar

Más información

- PNV-EA: "No hay marcha atrás". El portavoz del PNV en el Parlamento vasco, Joseba Egibar, no podía ocultar su "alegría tremenda" por la aprobación del plan y por el hecho de que tres miembros de SA lo hubiera apoyado. La votación, dijo, será recordada "como el primer ejercicio como país, al ser una proclamación de su derecho a decidir". "Estamos en un momento de tomar decisiones importantes; el 30 de diciembre será una fecha recordada por nuestros hijos y por sus hijos, si es que acertamos a hacer las cosas de forma correcta". Los que no quieren el plan "no admiten el principio de que el pueblo vasco existe, porque saben que si existe tiene derecho a decidir". Añadió: "Hoy es el día del funeral" del Estatuto de Gernika y no hay marcha atrás".

- PP: "Es el plan de ETA". Este partido, con 19 diputados en el Parlamento vasco, no acudirá a la cita con el lehendakari. Lo que le hubiera dicho lo dijo Leopoldo Barreda en la Cámara: "Se ha demostrado que el supuesto plan para la convivencia era el plan de ETA", que ahora "manda en el plan y es su motor, garante e impulsor". Barreda sostuvo que el plan Ibarretxe "reedita el pacto excluyente de Estella-Lizarra, arremete contra la sociedad democrática vasca y certifica el intento de construir un país sólo para nacionalistas, sean demócratas o no". Barreda aseguró que el nacionalismo ha presentado un proyecto "antivasco", que divide a los ciudadanos en "vascos de primera y de segunda", mediante "una discriminación racista de inspiración sabiniana". Lo que va a defender el PP es "que las libertades democráticas prevalezcan sobre la voluntad de los terroristas".

- PSE-EE: "Debatir no es tragar". El líder del PSE (13 diputados), Patxi López, rechazó que la propuesta del lehendakari sea para la convivencia, mantener una relación amable con España o acabar con el terrorismo. Además, cuestionó que la paz vaya a llegar "legitimando los objetivos políticos por los que ETA mata". López subrayó: "Yo soy vasco y estoy en contra del plan Ibarretxe , y soy español y quiero modificar la Constitución y el Estatuto (...) y nadie me va a quitar el derecho de ser vasco, español y europeo como me dé la gana". Asumió la fórmula catalana de reforma estatutaria, pero recalcó las diferencias entre ambos procesos. "¿Hay un plan Maragall cerrado en Cataluña?". El problema, según López, está en que en el Parlamento catalán los partidos discuten sin apriorismos para alcanzar consensos y siguiendo las reglas, mientras que en Euskadi los nacionalistas pretenden "imponer su ideario". "Y nadie debe confundir debatir con tragar".

- Sozialista Abertzaleak (antigua Batasuna): "No se equivoquen".

La formación de Arnaldo Otegi se dividió: tres diputados votaron y tres, no. El séptimo diputado era el huido José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera. "No se equivoquen. No buscamos reeditar pactos abertzales ni estrategias de confrontación o imposición. Lo que hacemos es usar la famosa llave para cerrar la puerta a la reforma estatutaria y abrirla a un diálogo político que permita traer a este país una paz justa y duradera. No tienen 39 votos para pactar un nuevo estatuto para tres territorios, los tienen para buscar una solución al conflicto y si gestionan esta mayoría para repetir lo que hicieron hace 25 años y trapichear con Madrid, nos van a tener enfrente".

- Ezker Batua: "Buena propuesta". Oskar Matute, tras declararse sorprendido por el apoyo de SA al plan, dijo: "La consulta se debe hacer en ausencia de violencia: ¿qué van a hacer para que la ausencia de violencia sea real y definitiva?". EB, con tres diputados, dio su apoyo al plan porque "es una propuesta buena", aunque recordó que esta formación aboga por el federalismo de libre adhesión. "Pero también defendemos que no se pare ningún debate en este país en favor de la democracia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de enero de 2005.

Lo más visto en...

Top 50