Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moraíto Chico rescata 'Morao, Morao', su disco descatalogado

Según Paco de Lucía, el guitarrista flamenco de más compás es Manuel Moreno Junquera, Moraíto Chico. Nacido en 1956 en el barrio de Santiago, Jerez de la Frontera, Moraíto debutó a los 11 años en el festival que organizaba cada año en la plaza de toros su tío Manuel Morao. En aquel cartel de primerizos estaban Juan Villar y José Mercé, cantaor con el que Morao acabaría formando la pareja de más éxito del flamenco actual: "Yo le aguanto el tirón", dice riéndose Moraíto por el móvil desde Jerez, "y le digo a José que esté tranquilo y salga poquito, que no se me vaya a resfriar porque tengo que terminar de pagar la hipoteca".

El tocaor está feliz estos días porque la discográfica Nuevos Medios ha reeditado Morao, Morao, disco que grabó en 1999 y que estaba descatalogado. El CD contiene las colaboraciones extraordinarias de Navajita Plateá y Los Marismeños y dos de aficionados míticos de Jerez: Luis el Zambo, que poco a poco ha ido entrando en los circuitos profesionales, y María Soto, La Bala (o La Marivala): "Es una de las hermanas de Manuel Soto, Sordera, y su cante personalísimo, de la familia, se ha oído muy poco fuera de Jerez, aunque los monda a todos, a Vicente, a Enrique, a Mercé... A todos", dice Moraíto.

El guitarrista tiene ya algunos temas listos para sacar otro disco, pero no será pronto: "Con el lío de las giras con Mercé no me da tiempo, aunque ahora lo mismo me animo, me meto unos días en el estudio y saco enseguida algo. ¿Ordenador? No, no, no sé nada de eso. Yo, grabadora Philips con un solo botón".

Durante su carrera, Moraíto ha acompañado prácticamente a todos los cantaores del escalafón; y en sus ratos libres ha compuesto algunas piezas geniales, como la rondeña Alameda vieja o la bulería Buleriando, ambas editadas en su primer disco, Morao y oro, una joya de la colección Flamenco vivo de Auvidis con el cante de Juan Moneo El Torta.

Su padre, Juan Morao, y su tío Manuel fueron sus primeros maestros. Y él añadió melodías irresistibles, picados más rápidos, falsetas pegadizas y llenas de gracia. Ahora, su soniquete creativo y profundo tiene ya su heredero, su hijo mayor, Diego del Morao

("ahora está de gira con la Niña Pastori"), continuará la estirpe de los Morao.

Parrilla, el maestro

Sus otros dos hijos, Manuel, de 20 años, y Teresa, de 15, "cantan y bailan como todo el mundo en Jerez, pero de momento parece que no van para artistas".

Moraíto hizo su debut profesional junto a la fallecida Paquera de Jerez: Parrilla de Jerez estaba aquel día tocando en África. El toque redondo y airoso del patriarca jerezano fue otra gran influencia para un Moraíto que admite que no ha llegado a la genialidad de don Manuel a la hora de dar la patadita por bulerías. "La gran pena", concluye, "es que Parrilla tuvo un accidente cerebral y parece que no va a poder volver a tocar. ¡Esperemos que se recupere pronto!".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de enero de 2005