Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SENTENCIA DEL 'CASO ESTEVILL'

El ex magistrado pide disculpas y afirma que la sentencia es "bonita"

Estevill asegura que conoce otras corruptelas judiciales y económicas

El ex magistrado Luis Pascual Estevill afirmó tras escuchar la sentencia que ésta le parecía "bonita" y no particularmente dura. En declaraciones a la cadena SER, señaló que se ha dedicado toda su vida a la justicia "y no hubiera sido lógico desconfiar a estas alturas". "He sido consciente en todo momento del alcance de mi conducta. Me ratifico sobre todo en lo que respecta a pedir disculpas y en las imputaciones que hice a otros imputados".

Estevill no se mostró sorprendido por la sentencia y afirmó que piensa acarrear con todas las consecuencias derivadas de la misma. El ex juez se mostró "cansado" del proceso y, aunque aseguró que podría contar "muchas cosas de mucha gente sobre corrupción judicial y económica", dijo que prefiere pasar página. "Creo que ya no vale la pena explicar nada más. Ahora ya no me apetece. Después de todo lo que ha pasado, estoy harto y no quiero remover más las cosas".

El portavoz en Cataluña de Jueces para la Democracia, Gregorio Callejo, expresó a este diario el doble sentimiento que le producía la sentencia. Por un lado, "tristeza porque afecta negativamente a un poder del Estado", pero, también, satisfacción, "porque el Estado de derecho ha funcionado, al menos en Cataluña, una vez más y se demuestra que la ley es igual para todos, incluso para un [ex] vocal del Poder Judicial y para uno de los abogados más prestigiosos de Cataluña [el también condenado Joan Piqué Vidal]".

El abogado de la acusación popular, Josep López, expresó su satisfacción por una sentencia que calificó de "brillante y ejemplarizante". Lamentó que no se hayan podido enjuiciar, por falta de pruebas, otros delitos de corrupción que presuntamente tendrían como autores a los mismo protagonistas.

El letrado destacó que las penas, en lo que a los hechos enjuiciados se refiere, han sido "razonables y razonadas" y que en la sentencia queda acreditado que existía "un pacto entre el juez y el abogado" para llevar a cabo conductas delictivas. "Esta sentencia viene a cerrar una parte de la historia de esta ciudad, y esperemos que sirva para que no vuelva a repetirse nunca una trama de corrupción judicial como ésta", concluyó.

Disputa entre PSC y CiU

Durante el juicio, diversos testigos aseguraron que "un clamor imperaba en la Barcelona del inicio de los años noventa acerca de la existencia de un magistrado corrupto". En una de estas comparecencias, el abogado penalista Francesc Jufresa llegó a pedir perdón por no denunciar los hechos. No obstante, el letrado también apuntó a la Fiscalía y a la Audiencia de Barcelona como responsables de no haber denunciado con anterioridad los hechos. Jufresa aseguró que "muchos tendrían que pedir perdón".

El secretario de Organización del PSC, José Zaragoza, afirmó que la sentencia "demuestra la falta de control y de racionalidad con que actuó CiU" desde la Generalitat. "No es el único caso pendiente de juicio y relacionado con las amistades peligrosas de CiU", prosiguió. Zaragoza recordó que el ex juez llegó al Consejo General del Poder Judicial a propuesta de CiU, lo que "no constituye ninguna ilegalidad" pero "sí merece un suspenso incuestionable a la gestión de CiU".

Las manifestaciones del PSC provocaron la réplica de CiU. El portavoz parlamentario de CiU, Felip Puig, afirmó que su formación "respeta" la sentencia y recordó que "el único partido salpicado por sentencias judiciales es el PSC y su actual ejecutiva", en alusión a Josep Maria Sala, condenado por el caso Filesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de enero de 2005