Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

En el fondo, un buen año

Los 4.600 fondos de inversión que se comercializan en España han acumulado en el año 2004 una rentabilidad media del 5%; de ellos, la mitad supera el 3,7%, por lo que podría decirse que el año termina con un resultado satisfactorio.

Sin embargo, hubo muchos momentos en los que era casi imposible imaginar que los últimos meses del año se iban a caracterizar por una fuerte subida en el precio de los activos de renta fija y de renta variable, y mucho más tras haberlos visto caer al unísono durante la primavera. La situación fluctuante de los precios hizo que durante muchos meses del año la queja más generalizada fuera que los mercados de renta fija, de renta variable y de cambio carecían de tendencia, una situación que cambió drásticamente a finales de verano.

Los fondos que mejor rentabilidad acumularon en 2004 son los de renta variable, gracias a las subidas experimentadas por las bolsas desde agosto

El universo de los fondos de inversión es, sin embargo, demasiado amplio y variado como para tratarlo en bloque. De ahí que suela dividirse en clases (o categorías) diferentes según cual sea el tipo de activo en el que invierten de manera preponderante (renta fija, renta variable, mezcla de ambas o activos monetarios); del plazo en el que invierten, cuando de renta fija se trata, o del país o países donde concentran la mayor parte de la inversión.

Desigual comportamiento

Y es al hablar de las diferentes categorías de fondos donde se ponen de relieve los comportamientos desiguales aun dentro del buen clima para el conjunto del año pues de las 150 clases de fondos sólo 23 de ellas cierran 2004 con pérdidas medias.

De conjunto, puede decirse que los fondos que mejor rentabilidad acumularon en 2004 son los de renta variable, gracias a las fuertes subidas experimentadas por las Bolsas desde mediados de agosto (intensificadas tras las elecciones presidenciales en EE UU). Las posiciones intermedias, por lo que a rentabilidad se refiere, corresponden a los fondos mixtos (o que invierten en una mezcla diversa de renta fija y variable) mientras que en los últimos puestos del ránking están los fondos de renta fija y monetarios, sobre todo los que realizan sus inversiones en activos denominados en dólares que han sufrido la depreciación de la moneda norteamericana. Cerrando la clasificación están los fondos que invierten en renta variable de China y Tailandia, (países cuyas Bolsas acumularon pérdidas) y que estaban, "casualmente", entre los que mejores rentabilidades obtuvieron el año anterior.

De entre los fondos de renta variable para los que existe una oferta variada en España, son los 31 que invierten en los países emergentes del Este de Europa los de mejor rentabilidad media, un 32%, todo ello debido, como no podría ser de otra forma, a la fuerte subida que han experimentado las Bolsas de esos países, destacando entre ellas las de Hungría y Checoslovaquia con revalorizaciones récord superiores al 80%, sólo superadas por el 100% de las de Egipto y Colombia.

Tras ellos, y siempre hablando de clases de fondos representativas y para las que hay a la venta en España un número mínimo de 15 fondos, ocupan una segunda posición los que invierten en renta variable de América Latina que cierran el año con una rentabilidad media de 25%. La siguiente (la tercera posición) corresponde a los fondos sectoriales que invierten en valores de agua gas y electricidad, los conocidos en la terminología anglosajona como utilities: en promedio, estos fondos obtuvieron en 2004 una rentabilidad media de 21%. De entre los fondos sectoriales, los siguiente que mejor situados están en términos de rentabilidad media son los que realizan la gran masa de su inversión en valores ligados a la explotación de recursos naturales (gracias a la fuerte subida que ha experimentado el precio de las materias primas, un 11,35% medido por el índice CRB de Reuters) o en el sector financiero, más del 10% y del 7%, respectivamente.

El buen comportamiento de los sectores mencionados que, junto con telecomunicaciones, forman la parte sustancial del Ibex 35, es lo que explica la elevada rentabilidad media de los fondos de renta variable española, en quinta posición con más de un 18%.

El año 2004 ha sido, pues, especialmente favorable para los fondos de renta variable y los fondos mixtos, destacando entre éstos muchos de los llamados mixtos flexibles por gozar de una gran libertad a la hora de decidir qué porcentaje de renta variable van a mantener en cada momento.

Ha sido decepcionante, en cambio, el comportamiento promedio de los fondos alternativos, con pérdidas cercanas al 1%. La causa suele atribuirse a que durante buena parte del año los mercados han estado sin dirección y con volatilidades bajas, lo que no deja de ser una cruel ironía para unos fondos cuyo timbre de orgullo es la pretensión de desligarse de la tendencia de los mercados.

Juan Ignacio Crespo es Director General de Finanduero

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción