_
_
_
_

La Bolsa española gana el 17,37% en 2004, un ejercicio marcado por la inestabilidad

La subida del precio del petróleo ha dictado la pauta a los mercados de valores

El índice Ibex 35, que representa a los principales valores de la Bolsa española, termina un año marcado por la inestabilidad con una subida del 17,37%, que confirma la recuperación del pulso financiero como reflejo de una evolución económica que mejora la del entorno. El índice general de la Bolsa de Madrid, con más presencia de sociedades medianas y pequeñas, gana el 18,70%. La contratación en acciones ha superado los 650.000 millones de euros en el Mercado Continuo, un 30% más que en 2003, y las empresas vuelven a dirigirse a la Bolsa al producirse tres nuevas incorporaciones.

La Bolsa española ha conseguido ganancias de más del 17% en un año marcado por la inestabilidad, tanto de los mercados financieros como de la propia economía mundial, lo que se considera como una buena señal para el conjunto de la economía española. El Ibex 35, el principal índice del mercado de valores español, termina 2004 con una subida del 17,37%, mientras que el índice de la Bolsa de Madrid, en el que tienen más presencia las pequeñas y medianas empresas, logra una subida del 18,70%.

Este año ha estado marcado por la subida del precio del petróleo como consecuencia de las crecientes tensiones geopolíticas que ha acarreado la guerra en Irak. El barril de crudo llegó a superar los 50 dólares en Europa -se ha encarecido un 50% en 2004- y los 55 en Estados Unidos, y produjo una serie de reacciones en cadena cuya principal consecuencia ha sido la revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento en los países de la Unión Europea para este año y el próximo.

Los atentados terroristas del día 11 de marzo en Madrid provocaron una importante caída de la Bolsa hasta los mínimos anuales, pero los inversores volvieron a los mercados de valores y la normalidad se impuso desde entonces.

El temor de los responsables monetarios a un incremento de la inflación como consecuencia del aumento de costes provocado por el precio del petróleo ha traído consigo un cambio en la política monetaria de Estados Unidos, cuyos tipos de interés han subido hasta el 2,25% en el último mes, y ha causado honda preocupación en la UE, en donde la debilidad del crecimiento económico, con tasas próximas al 1,5% frente al 4% de Estados Unidos, no permite ajustes para corregir el impacto de las subidas de precios.

Los inversores han estado todo el año pendientes del ritmo de crecimiento de la economía, muy irregular pero sólido en Estados Unidos y débil en la Unión Europea, lo que justifica la importancia creciente que las subidas del precio del petróleo han tenido para la inversión en renta variable.

La Bolsa española tampoco ha mostrado un crecimiento uniforme, con lo que hay sectores que ganan el 35% en el año, como el de bienes de consumo, y otros, como el de servicios financieros, que sólo suben el 7,98%. En el primero destacan Indo Internacional, con una subida del 64,03% y Cortefiel, que gana el 59,45%, mientras que en servicios financieros pincha el Grupo Santander por los problemas judiciales pendientes y por la incertidumbre que despertó en su momento la compra de Abbey National Bank. El Santander baja el 2,77% en el año. Por el contrario, BBVA termina con una subida del 19,18%. Telefónica consigue una subida del 19,07%. En el sector de servicios de mercado, con una subida del 33,44% en el año, destaca Abertis, que gana un 35%.

Las compañías eléctricas logran superar en conjunto la media del mercado, con una ganancia del 29,95% en Unión Fenosa, del 19,34% en Iberdrola y del 13,38% en Endesa.

Compañías al alza

El sector de construcción, con una subida del 26,83%, confirma el buen momento de estas empresas. Con todo, el mejor comportamiento de todo el mercado ha sido para Jazztel, que gana el 111,76%, al conseguir la consolidación de su situación financiera y de su accionariado. Le sigue Mecalux, que gana el 101,05% y Catalana Occidente, con el 78,50%.

La Bolsa española destaca sobre el conjunto de los grandes mercados europeos, cuyas ganancias quedan muy lejos al reflejar menores crecimientos de sus economías. La Bolsa de Francfort termina este ejercicio con un avance del 7,34%, mientras que París sube el 7,59% y Londres el 7,67%. Milán, con el 16,86%, se aproxima al mercado español y la Bolsa de Bruselas ocupa el primer lugar con una subida del 30,73%.

La Bolsa de Nueva York ha sufrido las consecuencias de la debilidad del dólar por la acumulación de los déficit fiscal y comercial de EE UU y termina el ejercicio con una subida ligeramente superior al 3% en el índice Dow Jones de los principales valores industriales. El mercado Nasdaq, de valores electrónicos, recupera un 9%.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_