Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Universidad

La UPV registra "un cierto estancamiento" en su producción de tesis doctorales

La carrera investigadora no termina de despertar el interés de los jóvenes estudiantes. Los últimos datos recogidos por la Universidad del País Vasco (UPV) muestran que el número de tesis doctorales defendidas en la universidad pública el pasado curso alcanzó las 224. Ello supone que por quinto año consecutivo las tesis leídas superan la barrera de las 200. Aunque esta estadística se puede considerar como una evolución positiva de la "productividad" de los estudios de tercer ciclo, el propio rector de la UPV, Juan Ignacio Pérez, ofreció ante el último claustro universitario, celebrado hace dos semanas, un análisis bien distinto. "Este dato puede interpretarse como una consecuencia de una cierta consolidación en este área, aunque a mi juicio quizás quepa hablar más de un cierto estancamiento", advirtió.

A juicio de Pérez, una de las posibles causas de esta situación hay que buscarla en las dificultades crecientes a que se enfrenta la universidad pública para captar a titulados interesados en iniciar su carrera investigadora. "En principio, cabría esperar que, dada la creciente proporción de profesorado doctor en la universidad, fuese cada vez mayor la actividad de dirección de tesis por parte de ese profesorado. Sin embargo, no parece que sea así, por lo que quizá asistamos a un cierto agotamiento en este ámbito", explicó.

Estudios europeos

Pérez sí se mostró muy satisfecho con el aumento de las tesis presentadas en inglés, que ascendieron a nueve el curso pasado, y de las tesis europeas defendidas en la UPV, que han crecido de manera notable en los últimos años. Hasta el año 2000 no se había leído en ningún curso más de dos estudios de este tipo, pero a partir de entonces comenzaron a subir hasta las 13 registradas el pasado año académico. Las características principales de las tesis europeas son que el doctorando debe pasar como mínimo un trimestre de su periodo investigador en otro país de la UE y que su trabajo requiere el informe favorable de profesores vinculados a otras universidades de la Unión.

No obstante, la gran mayoría de los trabajos de investigación presentados siguieron el proceso habitual, en el que un porcentaje muy alto se elaboró en castellano. De hecho, de las 224 tesis presentadas, sólo 15 fueron leídas en euskera: cinco en el campo de las Enseñanzas Técnicas, cuatro en Ciencias Sociales y Jurídicas, tres en Humanidades, dos en Ciencias Experimentales y una en Ciencias de la Salud.

En cuanto a la distribución general por campos del conocimiento del conjunto de las tesis, 61 de ellas (un 27,2%) abordaron investigaciones dentro del campo de las Ciencias Experimentales. Idéntico porcentaje se vinculó con las Ciencias Sociales y Jurídicas, un 21% lo hizo en el área de Ciencias de la Salud y un 12% investigó hechos o teorías relacionadas con las Humanidades, mientras que el 12% restante se centró en aspectos de las Enseñanzas Técnicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de diciembre de 2004