Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Bancos y correspondencia

Mi abuela tiene 85 años, es pensionista, no dispone de Internet y, por tanto, no puede utilizar sus magníficos servicios on line; de hecho, creo que tampoco sabe lo que significa on line.

Ir a un cajero automático le cuesta un mundo, no sé si por su edad; sólo puede enterarse de sus saldos bancarios gracias a su correspondencia a través del envío postal. Seguro que le "encanta" enterarse de que a partir de ahora le cobrarán este servicio; por supuesto, sin consultarlo antes, como siempre hacen.

Como lo importante es el coste, buscaremos un banco que nos ofrezca este servicio de manera gratuita.

El servicio no se mide por el número de piezas que incluye la vajilla que regalan al domiciliar la pensión; se mide pensando en las necesidades de todos sus clientes, incluidos los on line.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de diciembre de 2004