Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENCUESTA DEL INSTITUTO OPINA

El PSOE aventaja en 8,5 puntos al PP

Sube ligeramente la intención de voto para los nacionalistas de CiU y PNV y desciende del 3% al 2% la de ERC

El PSOE sigue manteniendo una clara ventaja (45%) en la intención directa de voto de los ciudadanos -la que éstos manifiestan expresamente- sobre su adversario directo, el PP, (con 36,5%). Ambos descienden ligeramente respecto a los resultados que ofrecía la encuesta del pasado septiembre.

Los encuestadores destacan que se registra un altísimo nivel de respuesta a la pregunta sobre el voto y que no existe un número significativo de indecisos por el momento.

La intención directa de voto para IU-ICV también desciende ligeramente respecto al sondeo de septiembre y se queda en el 4,5%, frente al 5% de entonces.

Todo lo contrario ocurre con los nacionalismos moderados: en Cataluña, CiU sube del 3% en septiembre al 3,5% ahora, y en el País Vasco, el PNV pasa del 1,5% al 1,8%.

Suspenso a la situación política mientras desciende el optimismo económico

La excepción a esta tendencia, y de forma muy llamativa, la ofrece Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que desciende del 3% al 2%

La gestión del Gobierno socialista sigue la tendencia a la baja en el aprecio de los ciudadanos: en mayo la valoraban con un 6,01; en septiembre, con un 5,39, y ahora es de un 5,13, poco más de un aprobado.

Pero las puntuaciones para la labor de oposición del PP son peores, ya que, en las mismas fechas, consiguió un 4,42 (mayo), un 4,15 (septiembre), y ahora cae hasta el 3,88, lo que le sitúa lejos del aprobado.

En cuanto a líderes, el mejor valorado es el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con un 5,47, y le sigue el presidente del PP, Mariano Rajoy, con un 4,50.

El coordinador de IU, Gaspar Llamazares, sólo consigue un 3,64, por debajo incluso de Aznar, al que se califica con un 3,92.

Los partidos políticos muestran también una ligera tendencia a la baja en el aprecio ciudadano. El PSOE, en una puntuación de 0 a 10, consigue un 5,44, frente al 5,66 de septiembre. El PP baja del 4,65 al 4,37, e IU del 3,69 al 3,63.

La situación política española suspende con un 4,74, algo que los encuestadores atribuyen a la Comisión del 11-M. El sondeo se llevó a cabo entre los días 15 y 16 de diciembre. Además de la comisión investigadora, en las dos semanas anteriores se habían vivido una serie de enfrentamientos entre los dos grandes partidos. El de mayor resonancia fue a causa de la tramitación de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial para modificar el sistema de elección de algunos altos cargos de la judicatura en el Tribunal Supremo y en los tribunales superiores de justicia.

Tras ocho meses de mandato socialista sigue siendo mayoritaria (59,6%) la opinión de los que creen que España necesitaba un cambio de Gobierno, aunque se advierte un ligero deslizamiento hacia al desencanto, ya que en mayo fueron un 63,2%, y en setiembre un 63,8% los que se se mostraban de acuerdo con la necesidad del cambio.

En cuanto a la situación económica de España, la opinión de los ciudadanos muestra una permanente tendencia a la baja. Desde el 6,34 con que la valoraban en abril pasado, fue cayendo al 6,15 en mayo, al 5,74 en septiembre y se sitúa ahora en el 5,50. Lo mismo ocurre con la valoración que los ciudadanos hacen de su propia situación económica, que califican por debajo de la general, con un 5,29, y que también supone la peor cifra desde abril pasado, después de que en septiembre hubiese repuntado hasta el 5,72.

Paro y terrorismo siguen siendo las preocupaciones fundamentales de los ciudadanos españoles, con fluctuaciones que se explican por los acontecimientos que rodean el momento en que se realiza la encuesta. En abril pasado, estando muy cercanos los acontecimientos del 11-M, el terrorismo se encaramó al primer puesto, con un 60,9%. Ahora desciende hasta el 45,9%, pero en septiembre pasado sólo eran el 35,6% los que lo señalaban, y lo hacían en segundo lugar, por detrás del paro. Las últimas acciones de ETA, aunque de escasa entidad, y la actualidad del problema terrorista resucitado por la Comisión del 11-M podrían explicar este repunte.

De cualquier modo, el paro sigue encabezando la lista de preocupaciones ciudadanas, y, en esta ocasión, paro y terrorismo se igualan en un 45,9%. También es significativo que la preocupación por el paro baja 6,3 puntos desde septiembre pasado. El resto de los problemas que apunta la ciudadanía se sitúa muy por detrás. Incluso la vivienda solo alcanza el 19 %. En mayo pasado llegó al 27,3%.

La inmigración (23,2%) y la situación económica (19,9%) se colocan en tercer y cuarto lugar de la lista de problemas, entre los 35 que aparecen citados en el sondeo. Puede destacarse que en abril el problema de la inmigración sólo lo señalaba el 11,5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de diciembre de 2004