Artículos de decoración y cerámica en la muestra del Regalo Artesano de Atocha

Pendientes, lámparas, cerámicas en una infinitud de formas, juguetes de madera y objetos singulares como bastones y pisapapeles con piedras preciosas, además de los tradicionales belenes y adornos navideños están ahora al alcance de cualquiera en la Muestra del Regalo Artesano, que desde ayer y hasta la víspera de Reyes se celebra en la estación de Atocha.

Carmen Hidalgo, de 32 años, lleva una decena de ellos dedicada a la artesanía. En su puesto, Cahima, los precios oscilan desde los tres euros de un anillero hasta los 300 de una mesa de forja, cuya superficie es un parchís de cerámica. "Empecé a hacer juegos de mesa, y no me va mal", explica la artesana, que incluso vende un parchís rociero, con dados incluidos.

Para los comerciantes, que esperan superar la cifra de asistentes que acudieron a la Muestra de San Isidro, por la que el pasado mayo pasaron 180.000 personas, su presencia en Atocha es una ocasión de ofrecer productos originales y únicos, que fabrican con sus propias manos. Es también el caso de Juan Coronel, quien ofrece desde cepillos con piedras preciosas incrustadas, hasta bastones, pasando por objetos de decoración, como un asta de unicornio (objeto fabricado con astas de vaca y toro, bronce, y semillas de Brasil).

Rosa Moñita, que trabaja la chamota -mezcla de gres con porcelana- en forma de salvamanteles, relojes o floreros, entre otros, es otra veterana en la artesanía, y reivindica la calidad y el trabajo que tienen los productos que aquí se ofrecen. "Los clientes ven que son trabajos nuestros, que los hacemos y los vendemos nosotros mismos. No compramos las cosas en el extranjero y luego las vendemos aquí, como se hace en otros sitios", explica.

En la feria, que este año cumple su 12ª edición, participan una treintena de artesanos, procedentes de la Comunidad de Madrid, y también de Extremadura, Castilla y León, Cantabria, La Rioja, Cataluña y Navarra. Además, la asociación profesional de Artesanos de la Villa, organizadora de la muestra, ha previsto talleres participativos donde los asistentes pueden realizar allí mismo un detalle con el que obsequiar a alguien estas fiestas. Para los más pequeños hay cursos de cerámica los fines de semana, mañana y tarde.

Muestra del Regalo Artesano. Vestíbulo de la estación de Atocha, hasta el 5 de enero. De 11.00 a 21.30. Cerrada el 25 de diciembre y el 1 de enero.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS