Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Sorteos de la Liga de Campeones y de la Copa de la UEFA

Dificultad máxima, emoción asegurada

Los octavos de final de la 'Champions' emparejan al Madrid con la Juventus y al Barça con el Chelsea

A juzgar por el cuadro que deparó el sorteo, celebrado en Nyón (Suiza), la próxima ronda de la Liga de Campeones se parece más a una eliminatoria de cuartos que de octavos de final. A la vista quedan cuatro emparejamientos soberanos: Madrid-Juventus, Barça-Chelsea, Manchester United-Milan y Bayern Múnich-Arsenal. La dificultad será máxima para los dos respresentantes españoles, que no sólo se cruzarán con dos de los rivales que aspiran al título, sino que delante tendrán también a dos entrenadores con ganas de volver la vista atrás y el factor campo está en su contra por jugar la ida en casa.

Al frente de la Juve, siempre vestida para matar, viaja el resultadista Fabio Capello, una fusión que arroja dividendos escalofriantes: el líder del calcio ha sido capaz de encadenar cinco victorias consecutivas por un gol a cero en el torneo europeo. De perlas le ha venido igualmente al multimillonario ruso Roman Abramovich la contratación del portugués José Mourinho como entrenador para que el Chelsea ponga en fila india a todos los ilustres de la Premier y discuta con el Barça sobre cuál de los dos practica hoy el mejor fútbol en Europa.

Ayudante en su día de Bobby Robson y después de Louis van Gaal, Mourinho regresa al Camp Nou con los honores de un campeón. Ahora se propone revalidar con el Chelsea el título que logró la pasada temporada con el Oporto. Argumentos no le faltan: cuenta con una plantilla mucho más profunda y completa que la del Barça y el londinense parece cualquier cosa menos un equipo inglés por su solvencia defensiva y por su versatilidad. El cruce demandará la mejor versión del Barça si aspira a llegar a la final de Estambul del 25 de mayo de 2005.

Aceptan el reto los azulgrana y también los madridistas o, al menos, su entrenador, que, por el optimismo que expresó después de saber que en suerte le había tocado la Juventus, se manifestó como si tuviera un plan para pasar la ronda. Mariano García Remón entiende que nada mejor para su singular delantera que medirse a la mejor defensa en uno de los grandes clásicos.

La emoción abraza también a los duelos Bayern-Arsenal, dos equipos opuestos, y Manchester-Milan o, lo que es lo mismo, Rooney-Van Nistelrooy contra Shevchenko y Kaká. Los otros cuatro emparejamientos no admiten comparación. Los partidos se presentan muy abiertos y los ocho equipos entienden que tienen serias opciones. A más de dos meses vistas del primer envite, cualquier pronóstico es muy aventurado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 2004