Los grupos palestinos radicales rechazan detener la Intifada

Muchos palestinos parecen dispuestos a votar el 9 de enero a Mahmud Abbas, candidato de Al Fatah, pese a estar más de acuerdo con los principales grupos radicales Yihad Islámica, Brigadas de los Mártires de Al Aqsa y Hamás, que ayer rechazaron la propuesta de poner fin a la lucha armada. "La Intifada proseguirá en términos militares", aseguran los dos primeros en un comunicado distribuido en un vídeo. Hamás añade que se trata de la respuesta legítima a la ocupación.

Abbas, favorito para sustituir a Yasir Arafat, pidió el martes el abandono de la violencia para facilitar una negociación. Kamal Zahera, ministra sin cartera de la Autoridad Palestina, explicó ayer la propuesta de Abbas: "La militarización de la segunda Intifada dejó a mucha gente sin capacidad de participar y dio la excusa al Ejército para la represión. El éxito del primer levantamiento fue su no violencia y su transformación en una revuelta popular".

El Gobierno y la prensa de Israel creen que existe la posibilidad de negociaciones tras la muerte del líder palestino, al que culpan de todos los males. El ministro israelí de Exteriores, Silvan Shalom, afirmó: "El fallecimiento de Arafat es una oportunidad que no podemos desperdiciar". Y diarios como Yedioth Ahronoth especulan con un regreso a los acuerdos de Oslo. Pero las ideas no están claras: Shalom defendió el miércoles la celebración de una conferencia internacional, pero desde la oficina del primer ministro le corrigieron. Ayer precisó que se refería a una regional y no a la de Madrid de 1991. Horas después, Ariel Sharon aceptaba acudir a la que preparan en Londres y decía que "2005 es el año de la oportunidad".

Los palestinos quieren creer: el porcentaje de personas a favor de esa negociación ha aumentado 15 puntos en seis meses (hasta el 69%), según un sondeo de la Universidad palestina de Bir Zeit. Pero no se fían: "Arafat no era el problema, sólo la excusa; el problema es Sharon", dice Zahera, que recuerda que el número de colonos en los territorios ocupados se ha quintuplicado desde la conferencia de Madrid. "Sólo habrá paz si finaliza la ocupación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de diciembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50