Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un centro médico con menú a la carta

El hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva permite a los pacientes elegir menú a la carta mediante un sistema informático

Los pacientes del hospital Juan Ramón Jiménez (Huelva) disponen de menú a la carta gracias a un sistema informático puesto en marcha en el centro desde primeros de noviembre que permite a los enfermos la elección entre diferentes platos en el almuerzo y la cena. El hospital Juan Ramón Jiménez es el primer centro médico de Andalucía en implantar este sistema de elección de menú a la carta y el segundo de España. El programa informático ha sido confeccionado de forma conjunta entre técnicos en dietética del hospital onubense y expertos informáticos de una empresa brasileña especializada en programas de hostelería informática. El servicio funciona a través de un ordenador personal de bolsillo que utiliza un técnico de dietética que se desplaza cada mañana hasta las habitaciones de los enfermos para informar a los pacientes sobre las opciones de menú. Ese técnico archiva la información en esa agenda electrónica que posteriormente se vuelca en el ordenador central y se procesa en un software que integra todo el circuito de alimentación.

El director de Servicios Generales del centro, Agustín Ortega, afirmó ayer que este sofisticado programa permite conocer desde el día anterior cómo va a ser el trabajo de la cocina para la jornada: "Los cocineros saben qué platos tienen que preparar al día siguiente, qué cantidad deben introducir, los gramos de cada plato y la materia prima que se necesita tener en la cocina, porque el software almacena toda esa información". Ortega afirmó que este sistema supone un salto "cualitativo" en la atención al paciente en cuanto que se trata de "una atención más personalizada y directa". "Los enfermos lo agradecen porque ven cómo un especialista habla con ellos todos los días acerca de su alimentación, les pregunta si están satisfechos, si les llegó el menú elegido y en la temperatura correcta. Se establece un diálogo que antes no existía", subrayó.

Por su parte, Isabel Rebollo, médico responsable de la unidad de Nutrición Clínica y Dietética del hospital precisó que "una mejora en la alimentación repercute beneficiosamente en la evolución de los pacientes. Está demostrado que la mejor manera de aumentar la ingesta es mediante la oferta al enfermo de menú a la carta".

"Se trata de cambiar la filosofía de trabajo y de un cambio de mentalidad. Ya no es una hoja que rellena el paciente sino que es el técnico de dietética el que te informa exactamente de cuáles son las opciones de menú, los distintos platos que pueden elegir. Además, el enfermo puede preguntarle cualquier duda acerca de su alimentación, qué calorías tiene un alimento o si es bueno para su salud", indicó Agustín Ortega. Y añadió: "Algunos enfermos nos han llegado a preguntar sorprendidos: ¿Hay que pagar por esto?"

Ortega señaló que el programa permite realizar a diario encuestas a los pacientes con lo que el hospital dispone de una información real de los gustos de los enfermos, de las sugerencias y de cómo funciona el servicio. "Es un paso muy importante conocer qué opinan los usuarios. Eso nos da una capacidad de reacción muy grande".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 2004