Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Contra el secretario general de CC OO-A

Ex secretario general de CC OO de Almería

Francisco Carbonero Cantador, secretario general de CC OO de Andalucía, tiene por costumbre ser especialmente falaz y habitualmente no coinciden sus afirmaciones públicas con su actuación como responsable sindical. Es más, su actitud personal y política no tiene nada que ver con la noble actitud político-sindical de la organización de CC OO (a pesar de que su afiliación es muy antigua y de haber ocupado diferentes cargos de responsabilidad hasta alcanzar el actual, máximo cargo de representación de CC OO en Andalucía).

Debemos aclarar la conexión efectuada más arriba con sus mentiras continuas: en primer lugar, CC OO tiene por bandera haber luchado por la conquista de la democracia y del Estado de Derecho. Éste último se sustenta sobre la base de la presunción de inocencia y del respeto a las opiniones diferentes por duras que puedan ser. Carbonero Cantador, no sólo no ha sido nunca respetuoso con quienes en el seno de la organización hemos pensado de forma distinta, sino que el uso de la democracia sólo lo entiende cuando gana con sus posicionamientos. Ejemplos al respecto, tenemos en el pasado y en el presente, aunque sólo expondré dos para no extenderme demasiado: a) el proceso de destitución de la dirección emanada del VIII Congreso de la UP de Almería, donde se buscó una dimisión de los perdedores para nombrar a los mismos como responsables en la Comisión Gestora, toda una burla a la decencia democrática, muchas veces denunciada por quien suscribe la presente; en segundo lugar, ha provocado un cisma en la UP de Málaga por el simple hecho de que el secretario general de Málaga tenía la intención de confrontar, en el seno de la mayoría sindical, con él, para ocupar el puesto de secretario general de CC OO de Andalucía.

En otro orden de cuestiones, miente Carbonero Cantador, o no considera a todos los trabajadores y trabajadoras por igual. Me refiero a las declaraciones efectuadas a EL PAÍS Andalucía el 12 de diciembre de 2004. en las que afirmaba que su prioridad es el empleo estable en Andalucía. Y digo que miente, porque el mismo Carbonero Cantador ha dicho públicamente en un órgano de dirección en Almería, un Consejo de la UP en el año 2003, que el gran problema financiero de la Unión Provincial de Almería, era que los trabajadores de la misma eran fijos todos (obra por cierto de quienes teníamos responsabilidad de dirección anteriormente en Almería), y que en consecuencia debían pasar a ser trabajadores contratados por los programas financiados por la junta de Andalucía en colaboración con el Sindicato para otras materias. Al respecto, planteó la necesidad de llevar a cinco trabajadores a esas indignas condiciones. Es más, me consta que ya se lo han planteado a varios de ellos. Amén de no hablar de sus opiniones anteriores sobre la labor del sindicato frente a los inmigrantes, Carbonero Cantador no puede ni debe ser por más tiempo una traba para una Organización tan seria como es CC OO pero con algunos dirigentes tan poco fiables como él mismo, el anterior secretario general de Andalucía y por omisión el actual secretario general de la Confederación, José María Fidalgo Velilla.

Es imprescindible que se conozca que Carbonero Cantador predica una cosa y obra con su contraria, salvo que sea para beneficio particular del individuo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 2004