Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición de Xeresa cree que el PP pudo evitar la crisis sin Fluixà

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Xeresa, Bloc y PSPV, consideran que la posible ratificación de la inhabilitación del alcalde, Ciprià Fluixà, abre una crisis municipal que podría haberse evitado "si el PP no le hubiera dejado presentarse como candidato a las últimas elecciones, al haber sido condenado en dos ocasiones por la Justicia". Fluixà ocupa la alcaldía de Xeresa desde 1995, primero en las filas de UV y en los últimos comicios de 2003 como candidato del PP. La Audiencia de Valencia condenó al alcalde en 2000 a tres años y medio de inhabilitación para el ejercicio de cargo público por un delito de prevaricación, al negar al secretario municipal, José Raúl Zaragoza, durante siete meses, el salario que legalmente le correspondía. En 1998 la Corporación en pleno, integrada entonces por UV, PSPV, PP y Bloc, abrió un expediente sancionador contra Zaragoza por incumplimiento reiterado de sus funciones, y le suspendió de empleo y sueldo. El Reglamento de Régimen Disciplinario de los Funcionarios del Estado concedía al secretario municipal el derecho a percibir el 75% del sueldo mientras se resolvía el expediente disciplinario, que Fluixà le negó. El alcalde recurrió la sentencia, pero el Tribunal Supremo volvió a resolver en su contra y Fluixà solicitó el indulto al Gobierno, que en caso de serle denegado le obligaría a abandonar el cargo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de diciembre de 2004