Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hija francesa de Bernardo de Holanda

La muerte, la pasada semana, a los 93 años del príncipe Bernardo de Holanda, esposo de la antigua reina Juliana y padre de la actual soberana, Beatriz, ha desvelado su reserva más íntima, la existencia de una quinta hija. Se trata de Alexia Grinda, de 37 años, nacida de una relación con la baronesa francesa Hélène Lajeune. Ambas se despidieron del patriarca consorte de la Casa de Orange el 27 de noviembre, cuatro días antes de su fallecimiento. Objeto de especulaciones durante décadas y mencionada abiertamente estos días como la hija menor de Bernardo, se presume que ni ella ni su madre acudirán al funeral, previsto para el próximo sábado. Tanto la casa real holandesa como la propia Alexia desean preservar su intimidad y evitar el acoso de los medios de comunicación. El príncipe Bernardo, que desmintió en repetidas ocasiones haber tenido otros hijos en Inglaterra, nunca se pronunció de forma oficial sobre esta niña. "No estoy en disposición de hablar de ello", dijo hace un año escaso, en un último intento de mantener la lealtad a sus cuatro hijas holandesas, la reina Beatriz y sus hermanas Irene, Margarita y Cristina, sin negar a la última: su hija francesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de diciembre de 2004