Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El aeropuerto ignora las causas de la última avería, que puede repetirse cualquier día

La avería que causó la falta de suministro eléctrico en la torre de control del aeropuerto de El Prat y que sembró el caos la tarde del miércoles en la instalación aeroportuaria puede repetirse en cualquier momento. La dirección del aeropuerto reconoció ayer que ignora los motivos y, por lo tanto, hasta que se realice una investigación que los determine no puede solucionarlo. La avería produjo 50 cancelaciones y retrasos generalizados de 90 minutos de media, así como incidencias del mismo carácter en otros aeropuertos de la red de AENA, principalmente el de Madrid. Los responsables de aviación tampoco pudieron ayer cuantificar los efectos de la avería ni en vuelos ni a cuántas personas llegó a afectar.

La dirección de AENA ha encargado la revisión de las instalaciones de energía eléctrica en los principales aeropuertos españoles y abrirá una investigación sobre las causas del incidente. Los sindicatos alertan sobre la mala gestión de las ingenierías y equipos de mantenimiento de El Prat. Un comunicado de AENA atribuyó la falta de suministro a la torre de control a una avería en los cuadros principales que recogen y conmutan la energía proveniente del exterior, aunque ayer no pudieron explicar por qué se produjo la bajada de tensión. La opacidad informativa del aeropuerto contrasta con la actitud de los Gobiernos central y autónomo, que pidieron disculpas a los usuarios en un gesto insólito.

Fuentes de AENA reconocieron cinco nuevas cancelaciones de vuelos ayer como consecuencia de la avería, mientras que los sindicatos cifran en 20.000 las personas que tuvieron que esperar ayer para coger el avión que no pudieron tomar el martes por la tarde. Eran sólo una parte de los miles de pasajeros que quedaron atrapados en las instalaciones del aeropuerto a la espera de que se normalizase la operatividad tras la avería que afectó de lleno a la torre de control. No se consiguió hasta la madrugada.Francisco Abadías, responsable de UGT de AENA en Cataluña, atribuyó la avería a la descarga eléctrica que se produjo a raíz de la tormenta del pasado martes. AENA declinó comentar esta hipótesis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de diciembre de 2004