Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El menor que mató a otro dice que halló el arma en el campo

La Guardia Civil investiga la procedencia de la carabina con la que dos niños de Pinos Puente (Granada) jugaban el lunes cuando accidentalmente se disparó causando la muerte a uno de ellos, de 13 años. El presunto autor del disparo, de 16, declaró que encontró el arma en el campo hace años y que desde entonces la escondía. La Guardia Civil la considera ilegal ya que tenía borrado el número de serie.

Los agentes tomaron declaración a los padres del menor detenido, que se encontraban en el domicilio donde se produjo el disparo en el momento del incidente, pero no realizaron nuevas detenciones. El niño, que el lunes fue conducido a las dependencias de la Guardia Civil de Granada para su protección, pasó ayer a disposición del juzgado de Menores.

Los agentes buscan ahora al propietario de la carabina del calibre 22 con la que se produjo el disparo, un rifle que requiere la misma licencia que una escopeta de caza, pero cuyo uso está restringido al tiro olímpico. El objetivo es cotejar la versión del menor y comprobar si su dueño podría ser responsable por proporcionársela o descuidar su custodia.

El Ayuntamiento de Pinos Puente ha decretado tres días de luto. El funeral del menor fallecido se celebró en la tarde de ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 2004