Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desvíos de tráfico por las obras de la Gran Via

El desmantelamiento del puente de Amadeo Torner obliga a nuevos cambios

La reforma de la Gran Via a su paso por L'Hospitalet, que suprimirá la barrera que divide el municipio para convertirla en una vía cívica con el tronco central soterrado, dará esta semana un paso importante: El jueves se inicia el desmantelamiento del puente de Amadeu Torner, que obligará a nuevos desvíos de tráfico y a la instalación de un paso con semáforos a la altura de la calle de Can Tries, que absorberá los 120.000 coches que antes circulaban por el puente y los de la Gran Via.

Las nuevas modificaciones de tráfico "pueden producir desconcierto y desorientación a los conductores durante los primeros días, lo que podrá suponer algún problema añadido", aseguraba ayer Xavier Almirall, responsable de circulación del Ayuntamiento de L'Hospitalet. Almirall recuerda que hasta ahora la reforma de la Gran Via, que se inició el verano de 2003, ha mantenido la capacidad de la via.

La rotonda regulada por semáforos en el cruce con la calle de Can Tries supondrá un paro del tráfico para los vehículos que circulen por el tronco central, pese a que el semáforo permitirá una mayor capacidad que el de la cercana plaza de Cerdà para las entradas y salidas de Barcelona. La rotonda se aprovechará para llevar a cabo todos los giros previstos en la zona.

Esta rotonda se mantendrá durante un año, cuando se calcula que estará finalizado el soterramiento del tronco central. El proyecto de reforma de la Gran Via estará finalizado en el año 2006 y supondrá una inversión de 90 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de noviembre de 2004