Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Terry melcher, productor y cantante

Terry Melcher, valioso hombre en la sombra del rock californiano, murió el pasado viernes en su casa de Beverly Hills, víctima de un melanoma.

Terry Melcher nació el 8 de febrero de 1942 en Nueva York. Hijo de la actriz y cantante Doris Day y el trombonista Al Jorden, parecía destinado a una existencia fácil, pero la vida le repartió malas cartas: su padre se suicidó. Tomó su apellido profesional de un siguiente marido de Doris, Marty Melcher, un hombre amargado que nunca le perdonaría sus éxitos como productor y que fue responsable de la ruina de la familia debido a una serie de inversiones descabelladas. Creció en California y se lanzó con entusiasmo a la pujante música surf de principios de los años sesenta, en su vertiente vocal. Grabó bajo su nombre pero tuvo más éxito al juntarse con Bruce Johnston en Bruce & Terry y The Rip-Chords; su Summer means fun fue uno de los himnos de aquella época.

Se convirtió en productor de plantilla de Columbia Records, la discográfica de su madre, y eso le permitió trabajar en memorables elepés de The Byrds, aparte de producir discos de éxito de Paul Revere & The Raiders y grabaciones de vocalistas más convencionales. Como buena parte de los miembros de la cultura californiana del surf, Terry aceptó con entusiasmo los postulados del hippismo.

A través de los Beach Boys, oyó hablar de la comuna de amor libre que dirigía Charles Manson, un ex presidiario con ínfulas de cantautor. Melcher le escuchó y decidió que no le interesaba como artista.

En venganza, Manson mandó a sus zombies a su mansión de Los Ángeles para que le asesinaran o, según otra versión, para asustarle y lograr que utilizara sus canciones en una película. Melcher ya había abandonado la casa en Cielo Drive, que había sido alquilada a continuación por el cineasta Roman Polanski.

La matanza de Sharon Tate, esposa de Polanski, y sus amigos marcó el final de la era inocente de la contracultura. Detenido Manson y parte de su clan, Melcher tuvo que rodearse de guardaespaldas, precaución que extendió a su madre, y sufrió una crisis nerviosa al comprobar que Hollywood le había condenado al ostracismo, una situación agravada por un accidente de motocicleta y por las consecuencias financieras de la muerte de su padre adoptivo.

Melcher enderezó su carrera a mediados de los años setenta, lanzando dos excelentes elepés propios, Terry Melcher y Royal flush, donde colaboraron Ry Cooder, Van Dyke Parks, Chris Hillman, Jim Horn y hasta su madre, Doris Day. No vendieron demasiado pero tuvo más fortuna con Equinox, la productora que fundó con Bruce Johnston, su compañero de tiempos surferos.

Firmó como coautor de Kokomo, el último número uno -en 1988- de los Beach Boys, que aparecía en la película Cocktail, de Tom Cruise.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de noviembre de 2004