Sube la Bolsa en Japón tras anunciarse la boda de la princesa

La confirmación oficial de la boda en la próxima primavera de la princesa Sayako, de 35 años -la única hija y menor de los vástagos del emperador Akihito y de la emperatriz Michiko-, con el urbanista del Gobierno de Tokio Yoshiki Kuroda, de 39, contribuyó al alza de casi un 2% de la Bolsa tokiota el lunes debido al aumento que registraron las acciones de los artículos y servicios de bodas por la poderosa demanda que se espera en el sector. Los títulos de la firma Watabe, la mayor de venta y alquiler de trajes de boda, subieron de 35 a 2.835 yenes, mientras que los de Tasaki Shinju, especializada en perlas, aumentaron de 27 a 416, situación de la que también se beneficiaron los de los grandes y lujosos grandes almacenes Mitsukoshi e Isetan.

Por casarse con Kuroda, un plebeyo, Sayako -conocida informalmente como Nori o con su título, princesa Norinumiya- perderá su condición imperial, con lo que será la primera del círculo familiar más cercano al emperador después de que lo hiciera la princesa Takako, la quinta hija del emperador Hirohito, al desposarse con otro plebeyo en 1960.

El primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, expresó su contento por la boda y porque el anuncio oficial se pospuso "en consideración a la víctimas de los recientes terremotos y tifones". "Estoy encantado de tener buenas noticias", agregó.

Sayako y Kuroda, que han recibido las bendiciones de los emperadores a su matrimonio, se graduaron en la elitista universidad privada de Gakushuin, en Tokio, y se conocieron "a una edad temprana" gracias al hermano mediano de la princesa y compañero de clase del futuro esposo, el príncipe Akishino, de 38 años.

Los novios, en cuya frecuente comunicación han desempeñado un papel muy importante los e-mails y el teléfono, comparten un gran interés por la naturaleza, área en la que Sayako trabaja como ornitóloga en un instituto de la prefectura de Chiba, cercana a Tokio, dedicación que combina con sus obligaciones oficiales.

El heredero de la dinastía imperial del Crisantemo es el príncipe Naruhito, de 44 años, casado con la también plebeya princesa Masako, con la que tienen una hija, que, según la vigente Constitución, no puede heredar el trono por no ser un varón, una norma que podría cambiar en la actual reforma de la Carta Magna.-

La princesa Sayako, en una imagen del año 2002.
La princesa Sayako, en una imagen del año 2002.ASSOCIATED PRESS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción