Reportaje:AUTOMOVILISMO | Concluye el Mundial de Rallies

Loeb, el gimnasta campeón

El francés gana en Australia su sexta carrera del año e iguala el récord de su compatriota Auriol

Su victoria en Australia no fue una casualidad. El último rally de la temporada concluyó ayer en Perth, y Sebastien Loeb (Citroën) logró allí su sexto triunfo del año, igualando el récord de Didier Auriol en 1992. Le siguieron el finlandés Harry Rovanpera (Peugeot) y el belga Francois Duval (Ford). El español Xavier Pons (Mitsubishi Lancer), acabó sexto.

El francés cerró de esta brillante forma el año que le coronó como nuevo campeón del Mundo de rallies. A los 30 años, Loeb cuadró el sueño que le había movido desde que a los 17 años decidió abandonar sus estudios y dedicarse de lleno a su gran pasión: "Ir muy deprisa".

Hijo de una profesora de matemáticas y de un entrenador de gimnasia (Oberhoffen, 1974), siempre había destacado en estas dos disciplinas. A los seis años ya estaba compitiendo. Ganó cuatro títulos regionales y llegó a estar situado entre los 10 mejores gimnastas de Francia. Pero a los 16 su obsesión pasó a ser otra. "Quería ser el más rápido, tanto yendo en ciclomotor con mis amigos, como conduciendo coches por la noche en carreteras de bosque para que no me pillaran", confiesa.

Se llevó una primera decepción cuando por dos veces fue eliminado de la selección Rally Jeunes, patrocinada por la Federación Francesa. "La segunda vez fui el más rápido pero derribé un cono". Sin embargo, Dominique Heinz, un empresario de Alsacia, decidió invertir en él. Y ahí comenzó su carrera. Aquello ocurrió en 1999. Han pasado cinco años. Y Loeb es ya campeón del Mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 14 de noviembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50