Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALEJANDRO MARÍN | Decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales

"La crisis está en empresas, no en sectores"

Pregunta. ¿Para qué sirven los ingenieros industriales?

Respuesta. Para prestar sus servicios a diferentes tipos de industrias, y cada vez menos en el proceso fabril, que ha sido nuestro habitáculo natural desde hace 150 años. Ahora se nos reclama desde cualquier empresa de servicios y en puestos de comercial, financiero o del equipo directivo.

P. ¿Cómo percibe un ingeniero industrial el momento que están viviendo los sectores industriales tradicionales?

R. No muy diferente de como se viene viviendo desde que empecé la carrera a principios de los setenta con la crisis del petróleo, cuando algunos ya nos predecían que no encontraríamos trabajo. Hubo dificultades, pero remontó la situación. Desde entonces no hemos parado de estar inmersos en una situación que es la de las empresas. Más que de crisis en un sector, la realidad es que son las empresas las que tienen los problemas y los posicionamientos más o menos ventajosos dependiendo de su entorno y su capacidad. Y en ese sentido, la crisis está en algunas empresas, no en los sectores. Muchas de las recetas que hasta ahora se perfilaban como soluciones ya no sirven porque el entorno ya no es el mismo.

P. ¿Qué está ocurriendo?

R. Que las reglas del juego varían mucho más deprisa. Ya no sirven las ecuaciones sencillas para afrontar el problema en cualquier empresa. La velocidad de cambio es mayor y también el de las variables del entorno. El que no tenga capacidad para adaptarse tendrá dificultades.

P. ¿Qué salidas se plantean?

R. No hay recetas mágicas, pero hay que innovar. Cada uno debe de hacer el diagnóstico en su empresa y saber cuáles son sus capacidades para ser competitivo. Nosotros estamos más en la micro que en la macroeconomía y nuestro objetivo es ver qué condicionantes y potencialidades tiene la empresa y acudir a soluciones que están en el mercado.

P. ¿Pero el problema es micro o macro?

R. Yo entiendo que siempre es micro. Hablar de crisis en un sector es como hablar de crisis en la Liga. Habrá equipos que les irá mejor y equipos que les irá peor. No le veo sentido a hablar en macro porque no avanzo ni un milímetro respecto a la situación y parece que me estoy escudando. Lo que no es realista es buscar una sola variable en la crisis.

P. ¿Han estado nuestros dirigentes más pendientes de las infraestructuras que de las empresas?

R. Hay que destacar la importancia de la mejora de las infraestructuras porque aumenta la capacidad y la competitividad de las empresas. Es lo que le puedo decir.

P. ¿El aumento del precio del petróleo complica más el escenario?

R. Claro, es otra variable sobre la que uno no puede influir ni de lejos, y hay que tomarla como un dato que lo complica.

P. ¿Las energías renovables no son productivas para las empresas?

R. Es un sector de futuro que está potenciándose, pero por desgracia no podemos hablar de una solución a medio plazo. Pero la cantidad de potencia que se está instalando de energía eólica en concreto es un elemento muy esperanzador.

P. El martes celebran un congreso sobre estas preocupaciones en Valencia.

R. Queremos poner de manifiesto todo lo que estamos hablando, contribuir a un foro donde los empresarios y profesionales de las industrias intercambiemos ideas y pongamos de manifiesto soluciones.

EN DOS TRAZOS

Alejandro Marín (Águilas, Murcia, 1951) ha sido y es director territorial de Industria con el PSPV y con el PP. Descubrió de niño la atracción por la industria debajo del capó de los coches americanos que reparaban en un taller junto a su casa. Esa curiosidad le llevó hasta la ingeniería industrial, en la que se ha desarrollado profesionalmente y de cuyo colegio oficial en Valencia es decano desde 1999. El martes reúne en Valencia a empresarios y profesionales de la industria para profundizar en la situación que atraviesan las empresas y buscar soluciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de noviembre de 2004

Más información